Anna Ferrer junto a Paz Padilla

La enfermedad de Anna Ferrer que tiene a Paz Padilla rota de dolor

stop

Madre e hija se relajan en Cádiz estas fiestas para cerrar un año redondo

31 de diciembre de 2019 (12:22 CET)

Paz Padilla y Anna Ferrer han demostrado estar siempre muy unidas. Como uña y carne. Madre e hija se encuentran actualmente descansando en su querida Cádiz. Este año ha sido especialmente bueno para ambas. Han conseguido muchos de sus sueños, especialmente Anna Ferrer quién se ha colado en la vida de millones de personas. Pero no todo es luz en la vida de ambas. Como todos los mortales tienen sus problemas y ellas mismas los cuentan. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Home ??

Una publicación compartida de ANNA PADILLA (@annafpadilla) el

Paz Padilla guarda silencio. Ha sido Anna Ferrer, su hija, la encargada de contarlo a sus seguidores. Mientras no entraba en sus planes esto de dedicarse a las redes sociales y a los medios de comunicación, la presentadora estudiaba económicas. Realizó las prácticas en uno de los departamentos de Mediaset y a partir de ahí su carrera ha ido en ascenso. Anna Ferrer ya acumula más de 300 mil seguidores en las redes sociales. Su madre le lleva ventaja con1,3 millones. 

Anna Ferrer Padilla

La influencer se ha hecho un hueco en este mundo al mostrarse tan natural y cercana hacia sus seguidores. En sus vídeos ha narrado algunos episodios de su vida, tanto buenos como malos, y ha hecho partícipes a su abuela, a su madre o incluso a sus amigas. Ya conocemos muchas cosas de Anna Ferrer, incluso algunos de sus miedos e inseguridades. Ahora ha revelado un aspecto mucho más íntimo. 

La joven padece una dolencia que le ha impedido llevar una vida normal. Incluso a veces no hay forma de conciliar el sueño. "Os quiero contar como la parte mala que, desde hace dos años, tengo como problemas de tripa, de estómago y siempre me duele. O tengo náuseas. No es siempre, cada vez menos y mejor desde que voy al psicólogo, pero sí", comezaba relatando y dejando al descubierto que ha necesitado ayuda profesional para hacer frente a la situación.

Estos dolores se le incrementaron el pasado fin de semana y no pudo disfrutar con comodidad del puente. "Esto no hace que mi fin de semana haya sido peor aunque es verdad que me ha dolido la tripa desde el jueves", explicaba la joven a sus seguidores. Durante estos días ha tenido, como siempre, el apoyo de su madre. 

"Ya os hablaré más adelante y os contaré cómo estoy, me he hecho todas las pruebas que me sugerís, todas las intolerancias. Muchas veces el estrés y la ansiedad dan dolores de estómago y náuseas a algunas personas”, dijo.

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad