Kiko e Irene

Escándalo de última hora. Kiko Rivera pillado. Irene Rosales rota. “Imposible taparlo más”

stop

El hijo de Isabel Pantoja y la polémica que incendia las redes sociales

02 de febrero de 2020 (15:00 CET)

Un escándalo en las últimas horas ha dejado por los suelos a Kiko Rivera y, cómo no, también a su madre Isabel Pantoja. Y es que todo gira en torno a la pareja del dj, Irene Rosales.

No son pocos los que, de un tiempo hacia aquí, aseguran que la relación entre Kiko e Irene no pasa por su mejor momento y que, de hecho, si siguen juntos es mas bien por guardar las apariencias que por otra cosa.

Kiko Rivera e Irene Rosales

Una opinión que , tras los sucedido hace unas horas, cobra aún mayor sentido. Tanto que incluso, los que se apuntan desde ace días a esa teoría, no han dudado en dejar muy claro en las redes sociales que el lío es tan evidente que es “imposible taparlo más”.

El lio con Kiko Rivera e Irene Rosales

Y es que resulta que, tras mucho tiempo alejada de las pasarelas, Rosales volvió de nuevo a desfilar en el Salón Internacional de la moda flamenca (SIMOF). Y lo hizo, además, de la mano de uno de los diseñadores que forma parte del círculo íntimo de amistades de su suegra, Alonso Cózar.

Hacia mucho tiempo, de hecho desde que empezó su relación con Kiko, que Rosales no desfilaba. Había estado centrada en el cuidado de sus hijos así como en sus aventuras televisivas en GH Dúo y Viva la vida.

Es por eso que muchos esperaban que, en un día tan importante como este, Rivera y su suegra (con la que dicen que mantiene una excelente relación) estuvieran presentes. Pero no fue así. Ninguno de los dos estuvo en el desfile.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ha sido todo un placer desfilar uno de tus diseños @alonsocozar sois increíbles!! os quiero mucho!! @simofsevilla

Una publicación compartida de Irene Rosales Vázquez (@irenerova24) el

Y lo que es peor, ni tan siquiera Kiko hizo mención de ello en sus redes sociales. Un episodio más que pone encima de la mesa que esta supuesta crisis quizás va mucho más en serio que lo que sus protagonistas proclaman.

Estoy muy contenta y creo que no lo he hecho tan mal”, apuntaba Irene tras el desfile. Lástima que su pareja y su suegra no estuvieran allí para verla. Quizás en la siguiente ocasión sí que optan por sacra un hueco en sus apretadas agendas para verla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad