Pochettino ordena la venta de Mbappé

El técnico del Paris Saint-Germain, Mauricio Pochettino, mueve ficha y acerca a Mbappé a la rampa de salida

Mauricio Pochettino y Kylian Mbappé
Mauricio Pochettino y Kylian Mbappé

El Paris Saint-Germain, y también algún que otro medio francés, han empezado a calentar desde hace días el cruce de los octavos de la Champions League contra el FC Barcelona. Y lo han hecho atacando donde más duele, enviando cantos de sirena a Leo Messi.

Porque no sería un secreto decir que, al margen de para poner nervioso al Barça de cara al choque del próximo martes, si hablan de Messi es porque realmente sueñan con sus servicios. Y Mauricio Pochettino incluso ha empezado a mover hilos para hace sitio a su compatriota.

Fotografía: Pochettino ordena la venta de Mbappé

Pochettino deja claro a Mbappé que no es imprescindible

La llegada de Pochettino al banquillo del PSG responde, entre otras cosas, a la mala relación que se había endurecido durante los últimos meses con Thomas Tuchel, ahora ex entrenador del PSG. Sin embargo, las cosas tampoco habrían empezado bien con Pochettino.

El técnico argentino le ha dejado claro a Mbappé que nadie es imprescindible. Y ya le ha dado muestras de ello.

Por ejemplo, cuando hace un par de semanas lo sentó en el banquillo. El PSG vencía por 1-0 al Angers, y cuando faltaban 11 minutos para el final lo retiró del terreno de juego. Los galos necesitaban un segundo gol para asegurar la victoria, pero Pochettino optó por sentar a la estrella gala y dar entrada a Sarabia.

Pochettino prefiere a Messi

Una decisión que llevó a Mbappé a la grada a reproducir los gestos que ya se le habían visto con Tuchel. Y que deja en evidencia que la relación entre Kylian y Mauricio no fluye todo lo bien que debería.

Un episodio que no ha gustado nada al galo y que le aleja de su renovación con el PSG. Y es que todo ello ha despertado la corriente de opinión de que Pochettino estaría haciendo la cama a Mbappé para que deje sitio a Messi. Porque entre Mbappé y Messi, el técnico se queda con Leo. Sabe que no caben los dos en el vestuario. Por temas de ego y de ficha. Y Nasser Al-Khelaïf ya sabe que si la salida del francés abre las puertas al de Rosario, quiere que Mbappé sea vendido.