Messi contacta con Xavi Hernández

El capitán del Barça Leo Messi llama a su ex compañero Xavi Hernández para comunicarle su decisión

Xavi Hernández y Leo Messi
Xavi Hernández y Leo Messi

Leo Messi está marcando y marcará buena parte de la temporada en el Barça. Ojo, no precisamente por lo que está haciendo en el campo, donde el argentino está mostrando su peor versión desde que llegó al primer equipo, sino por su futuro.

Messi aseguró recientemente que no tiene decidido aún qué va a hacer una vez llegue el próximo verano, y que quiere esperar a ver qué presidente llega, qué proyecto le pone encima de la mesa y que sensaciones le transmite el equipo.

Sin embargo, no son pocos los que dan por hecho, y más viendo el rumbo que está tomando el equipo, que el de Rosario se marchará sí o sí. Es más, parece ser que ha sido el propio Leo el que ya le ha comunicado a Xavi Hernández su decisión.

Leo Messi
Leo Messi

Messi y la llamada a Xavi Hernández

Y es que no es ningún secreto que Xavi Hernández es también uno de los nombres que más está sonando estos días en el entorno del Camp Nou. Si bien es cierto que el exjugador forma parte del organigrama que tiene preparado Víctor Font por si gana las elecciones, nadie descarta que si Laporta o cualquier otro precandidato gana y se pone en contacto con él, el de Terrassa acepte la propuesta de dirigir al equipo.

Un Xavi que mantiene una excelente relación con Messi pese a que hace años ya que no comparten vestuario. Eso sí, el contacto entre ellos es habitual, y habría sido Leo el que ya le habría dicho a su excompañero que, pase lo que pase, su decisión es la de hacer las maletas.

Muchos deberían cambiar las cosas y muy potente debería ser el proyecto que se le presente para que Messi decidiera cambiar de opinión. Teniendo en cuenta la situación económica del club, nada hace pensar que sea quien sea el nuevo presidente tenga precisamente mucho margen de maniobra en este sentido.

De momento tanto Leo como Xavi están a la expectativa. Saben que las elecciones marcarán el ritmo del nuevo Barça en el que, a día de hoy, parece más posible que el año que viene esté Xavi y no esté el rosarino.