Florentino Pérez pone fecha de caducidad a Zidane

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez ha perdido la paciencia con Zinedine Zidane

Zinedine Zidane y Florentino Pérez
Zinedine Zidane y Florentino Pérez

Florentino Pérez aprendió la lección hace ya dos temporadas, cuando vio que los cambios de entrenador a mitad de curso no es que fueran precisamente favorables. El problema es que, en este año, Zidane se lo está poniendo muy difícil para no sentenciarlo antes de que acabe el curso.

En apenas dos semanas los blancos han caído en la Supercopa de España, en la Copa del Rey y, tras los malos resultados en la Liga, han perdido las pocas opciones que tenían de reengancharse a la lucha por el título doméstico.

Zidane, que siempre asegura que lo que hace falta es seguir trabajando y estar centrados en el próximo partido, sabe también muy bien que en la directiva la paciencia se está acabando.

La fecha de caducidad de Zidane

Ya han sido varias las veces que el francés ha estado contra la espada y la pared. Tener varios resultados negativos en la casa blanca es sinónimo de crisis. Durante todo este año desde el entorno blanco se ha ido desviando la atención de los dramas blancos apuntando siempre hacia los problemas en el Camp Nou, pero Florentino sabe que la situación no se puede alargar más.

Es por eso que, como apuntan desde el entorno del máximo responsable del club, Pérez ya ha puesto fecha de caducidad a la salida de Zinedine. De hecho, son dos. La primera es el próximo sábado cuando, si el Madrid no logra ganar al Huesca, Zidane será despedido.

Zinedine Zidane
Zinedine Zidane

Si por el contrario el míster consigue enderezar un poco el rumbo de los blancos, será la Champions League quien dictará sentencia. Aquí, la directiva es muy clara y directa: o Zidane la gana, o hará las maletas.

El galo ya ha vivido en el alambre en muchas ocasiones, y sabe muy bien lo que es llevar y gestionar la presión del banquillo blanco. Sin embargo, en esta ocasión parece que sus hasta ahora ilimitadas ‘vidas’ están cerca de acabar. El partido contra el Huesca es, para Zidane, una auténtica final.