vengarse Leo Messi

“¡Y ahora vete de copas!”. Piqué calla. “Messi, ¿por qué lo tapas?”. Escándalo en el Barça

stop

El Clásico deja retratados a estos cracks del equipo de Ernesto Valverde

19 de diciembre de 2019 (10:21 CET)

Finalmente el Clásico se disputó sin incidentes. Al menos sobre el terreno de juego. Salvo un momento en el que hubo una pequeña lluvia de pelotas inflables, el resto del choque se disputó con total normalidad. Fuera del estadio si hubo disturbios, pero por suerte no hubo que lamentar males importantes al margen de unos cuantos contenedores quemados.

No obstante, quizás para el FC Barcelona hubiera sido mejor aplazarlo. Y es que el choque que firmaron contra el terno rival no fue digno de un Clásico. Los blaugrana se vieron superados por un Real Madrid con las ideas muy claras hasta los últimos metros. Los culés se salvaron gracias a la falta de gol que sufre el Madrid. Si no, los blaugrana hubieran salido goleados.

Una realidad a la que los aficionados culés hicieron referencia desde los primeros minutos, tanto en las redes sociales como en el propio estadio, de donde la parroquia azulgrana salió muy decepcionada con la actuación de su equipo.

Señalados por el Clásico

La defensa fue la única línea que dejó algún destello esperanzador. Y solo vino por parte de Gerard Piqué. Clement Lenglet firmó un partido de muy bajo nivel; Nelson Semedo está preparado para correr los 100 metros lisos, pero no para jugar en el Barça. Y a Jordi Alba todavía se le espera desde que renovó a finales del pasado curso.

En la medular, Frenkie de Jong  lo intentó, y fue el único capaz de romper las líneas rivales. Y demostró estar muy verde, pero fue más incidente en el juego que un desaparecido Sergi Roberto. Y Rakitic, que venía mostrando una mejoría notable en los últimos partidos, contra el Madrid estuvo superado. El centro del campo culé perdió la partida claramente.

Y la cosa no mejoró en el ataque. Antoine Griezmann sigue sin encontrar su sitio. Algo que, por otro lado, es más culpa de un Ernesto Valverde, que no sabe qué hacer con el crack, que del propio futbolista francés.

Antone Griezmann

Los cracks, cuestionados

Luis Suárez, por su parte, firmó uno de los peores Clásicos de su carrera. No remató ni una sola vez a puerta. Y no tomó ni una sola decisión acertada.

Y tampoco Leo Messi estuvo acertado. Al argentino se le vio desmotivado. Como si la ineficiencia del Madrid se le hubiera contagiado. Y es que al final parecía que ambos equipos ya estuvieran contentos con el resultado. Algo que molestó profundamente al aficionado culé.

“¡Y ahora vete de copas!”, apuntaba más de un aficionado al término del partido, recordando, tal y como se ve en el documental de Rakuten Match Day, como se iban de cena después de uno de los Clásicos de la temporada pasada, en los que el Barça sí dio la cara.

Y no solo eso. “Messi, ¿por qué lo tapas?”, comentaban, refiriéndose al mal estado de forma de Suárez y preguntándose porque el argentino insiste en su titularidad. Y no solo eso: también a la mano demasiado blanda del Txingurri y que tan bien va a muchos miembros de la plantilla. Y es que así ni Copa, ni Liga  ni Champions.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad