Leo Messi | EFE

Traición a Messi (y Luis Suárez): se ríe del Barça (y en su cara) y negocia con Florentino Pérez (y el Real Madrid)

stop

Un deseado por el club culé podría aceptar la oferta del eterno rival

15 de enero de 2019 (20:20 CET)

El Barça de Messi sigue tanteando el mercado para reforzar la plantilla en este mes de enero o en el periodo veraniego. Y uno de los nombres que más están sonando en las últimas semanas es el de Rabiot.

El estado del fichaje de Rabiot

El francés ya tiene decidido que quiere abandonar el PSG porque su situación es insostenible y no se siente cómodo en el equipo parisino. El mediocentro está apartado de la dinámica del grupo y no cuenta para Tuchel.

Por eso, su salida es inminente y el Barça es uno de los equipos mejor colocados. De por sí, las negociaciones estaban bastante avanzadas hace unos días. Sin embargo, las exigencias de la madre y agente del futbolista enfriaron la operación.

El Barça quería hacerse con sus servicios en este mes de enero pagando los 15 millones de euros al PSG, lo que descartaría que el futbolista pudiera cobrar prima alguna por el fichaje. Esta situación no gustó en el entorno de Rabiot, que se negaba a aceptar esa operación.

Los culés no han cambiado de opinión y, si no viene en enero, podrán acometer su incorporación en el mes de junio cuando quede libre y no haya que pagar nada a su equipo por él. Pero, el galo quiere salir ahora en enero, ya que no aguanta más la delicada situación que vive.

La traición a Messi

Ante estas discrepancias, otros equipos europeos se han interesado en hacerse con sus servicios y podrían alejar al futbolista del Camp Nou. Es el caso del Chelsea, Tottenham, Bayern, Juventus y Real Madrid, el eterno rival blaugrana.

Adrien Rabiot | EFE

Los cinco están atentos a que sucede y el entorno del jugador ya estaría valorando la posibilidad de no recalar en el Barça, que era y es su principal intención, para hacerlo en otro grande del continente y asegurarse la prima de fichaje que se niegan a pagar los culés.

Hay culebrón con el caso Rabiot y se podría producir un nuevo fracaso en las operaciones de reforzar la plantilla de Bartomeu y su directiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad