Gerard Piqué | EFE

“Piqué está muerto en el Barça”. O “Vienes en junio”. Y no es De Ligt

stop

El Barcelona apunta al central catalán

21 de noviembre de 2018 (10:55 CET)

Gerard Piqué tiene un problema en el Barça. Contra el Betis no mostró su mejor cara y el equipo cayó goleado. No era la primera vez que 'Geri' decepcionaba al personal y a los que mandan.

El central catalán no está pasando por su mejor momento y el club lo sabe. Inmisucuido en sus negocios, los líos con Shakira, con una vida social altamante agitada, las escapdas de Piqué son 'vox populi' en eun Barça que calla casi todo lo que sabe, y nada bueno.

Clément Lenglet llegó este verano con el objetivo de ocupara el puesto del central catalán a corto/medio plazo, pero las actuaciones del galo no convencen: en el Baça no ven a Clément como la mejor pareja de baile para Umtiti y rebuscan en el mercado. Además, las continuas lesiones de Vermaelen y la marcha de Yerry Mina han obligado a la directiva blaugrana a mover ficha para completar una posición con carencias. 

El viaje secreto a Nápoles

Algunos miembros del departamento de scouting del Barcelona acudieron el pasado 6 de Noviembre al Estadio San Paolo para ver el partido entre Napoles y PSG. Un viaje que tenía un único objetivo: observar al central del conjunto italiano, Kalidou Koulibaly.

El Barça lleva varios meses pendientes del defensa francés de origen senegalés al que ya le habrían hecho saber que es el elegido: “Vienes en Junio”. 

Koulibaly, protegio de Eric Abidal, director deportivo del Barça, es, hoy por hoy, el mejor 'plan b' a una operación que se está poniendo por la nubes: De Ligt.

El central del Ajax figuraba, y figura, como fichaje estelar, pero la entrada de equipo como City, United o Real Madrid están disparando la puja hasta cifras prohibitivas para los azulgrana.

Koulibaly / Twitter

Queiren jubilar a Piqué

Con el fichaje de Koulibaly, serían ya tres los centrales de gran nivel con los que tendría que competir Piqué. A sus casi 32 años, le será difícil hacer frente a Umtiti, Lenglet y al actual central del club napolitano.

Además, cuentan desde dentro que son varios los miembros de la cúpula azulgrana que quieren perder de vista a Gerard. “Piqué está muerto en el Barça” es una frase que cada vez se escucha más en las oficinas del club azulgrana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad