Ernesto Valverde | EFE

“¿Sabes lo de Valverde?”. Rakitic, Messi y Piqué, sí: ridículo en el Barça

stop

El ‘top secret’ que pone al técnico en evidencia

04 de octubre de 2018 (10:16 CET)

Tozudo. Ernesto Valverde ha tenido que llegar al límite para abrir los ojos y mirar un poco más allá de sus ideas y de las que le han inculcado desde algunos sectores del FC Barcelona.

Ante la inminente salida de Andrés Iniesta, la temporada pasada se decidió en el club hacer un desembolso importante por el que debía ser su sustituto en el equipo culé. El elegido fue Phillippe Coutinho, que cambió el Liverpool por el equipo culé  a cambio de un traspaso de 160 millones de euros entre fijos y variables.

La idea equivocada de Valverde

Así, la idea de que el brasileño debía jugar en la posición de Iniesta caló en el cuerpo técnico, lo que relegó al carioca al centro del campo en la mayoría de sus apariciones.

Ello, sumado a las presiones para que el equipo jugara con un sistema 4-3-3 y a que Ousmane Dembélé, un jugador que costó 140 ‘kilos entre fijos y variables, no podía estar en el banquillo, ha llevado a Valverde a disponer en la mayoría de ocasiones este curso con Coutinho en el centro y Dembélé en el ataque.

La propuesta de Messi

Una idea con la que no comulgaban los pesos pesados de la plantilla como Leo Messi, Luis Suárez y Gerard Piqué. Tal y como apunta Diario Gol desde hace meses, los tres cracks siempre apuntaron que Coutinho era el que debía formar en el tridente, siendo Arthur, que pasa eso lo ficharon, el que ocupe un sitio junto a Ivan Rakitic.

En este sentido, con Ousmane y Phillippe en el terreno de juego era como jugar con cuatro delanteros. O tres, porque con Dembélé era como jugar con 10.

Dembélé no se lo cree (y es verdad): escándalo (mayúsculo) en el Barça: “A  | EFE

Más vale tarde que nunca

Una propuesta que, para aceptarla, Valverde ha tenido que verse cuestionado, entre la espada y la pared, como le ha ocurrido después de los últimos resultados. “¿Sabes lo de Valverde?”, preguntaban por los pasillos del club, donde el Txingurri estaba siendo cada vez más cuestionado. Y es que en LaLiga el Barça solo ha sumado dos puntos de los últimos nueve disputados.

Al fin, Valverde optó por la propuesta del de Rosario contra el Tottenham, y el resultado y la actuación del equipo hablan por sí solos. Se vio un equipo más compacto, más seguro en defensa y mucho más efectivo en el ataque. El desequilibrio del que hablaba el míster al situar a Coutinho en la medular desapareció contra los británicos. Y ojo, porque el asunto, además, le deja en evidencia. Y es que el resultado ha puesto en el punto de mira las ideas del técnico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad