Messi manda un recado a CR7 indencida el sorteo de cuartos de la Champions | EFE

Messi quiere en la calle al chivato en el vestuario del Barça

stop

El crack argentino mueve fichar para deshacerse del traidor

11 de noviembre de 2017 (21:37 CET)

Leo Messi tiene las cosas muy claras y no va a consentir que nada ni nadie estropee el buen ambiente del vestuario del FC Barcelona. Es por eso que ya ha hablado con Ernesto Valverde y con Bartomeu para que se deshagan del chivato que está poniendo en jaque ese buen rollo.

 

¿Y quién es? Pues ni más ni menos que André Gomes. Messi no quiere que el portugués pase un minuto más de lo necesario dentro del club y ya ha movido hilos para echarlo.

Y es que la relación del astro argentino con el centrocampista nunca ha sido buena. Respeto sí, pero cariño poco. A Leo no le gusta la doble cara del luso que aprovecha cualquier ocasión que puede, como las convocatorias con su la Selección de Portugal, para airear los secretos del vestuario culé.

Las sospechas viene de lejos. Ya el año pasado en el Real Madrid circulaba una información que dejaba en muy mal lugar al crack azulgrana. Se decía que era él quien hacía las alineaciones del equipo.

En ese momento Leo pensó en que era Neymar quien le había comentado el tema a Marcelo, pero viendo que el crack se ha ido al PSG y las filtraciones siguen a la orden del día el crack ya tiene claro que es Gomes quien, para ganarse el cariño de CR7, le cuenta todo, sea verdad o no. Algo inaceptable para el ‘10’.

No solo por bocazas

Pero las ganas que tiene Messi de ver fuera a André van más allá de los chivatazos. El rendimiento del portugués ha sido muy flojo desde el día en que legó al Barça. En ningún momento se le ha visto cómodo dentro del campo y ya son muchos los que dan por hecha su salida sino en Navidad en el próximo verano.

De hecho, ya hay quien deja claro que estos minutos que está teniendo el luso en los últimos partidos del Barça no son más que oportunidades para que futuros compradores vean la calidad del jugador.

Una calidad que, si bien es cierto que en el Barcelona no ha sacado a relucir, sí que tiene. Y mucha, como demostró en el Valencia antes de fichar por el club azulgrana.

Pero entre que no rinde y que, encima, se va de la lengua, Messi ya le ha puesto la cruz y lo quiere fuera. Y lo que diga el ‘Messias’ va a misa.