Leo Messi | EFE

Messi o la vergonzosa llamada en el Barça que tapa Piqué, Luis Suárez (y hasta Coutinho)

stop

La última imposición del delantero argentino

16 de febrero de 2019 (10:30 CET)

El barcelonismo está de enhorabuena. Este viernes el club catalán dio una noticia que deja claro el buen ambiente que se respira en la entidad.

A las puertas de los octavos de final de la Champions League, de tener la oportunidad para clasificarse contra el Real Madrid para la final de la Copa del Rey y del tramo decisivo de la Liga, el club ha querido dar “un paso importante para la estabilidad que necesita el club”, tal y como apunta el vicepresidente Jordi Mestre.

El Barça celebra la renovación de Ernesto Valverde

“Con la renovación de Ernesto Valverde garantizamos la continuidad de un entrenador y de una persona que representa de manera excelente los valores del Barcelona y la visión que tenemos del fútbol. Compartimos un proyecto ganador para el Barça”, comentaba Josep Maria Bartomeu.

Mientras tanto, Ernesto Valverde aseguraba esta semana encontrarse “muy cómodo trabajando aquí, con el respaldo del club y de la directiva, pero también muy cómodo con el equipo y con los jugadores”. Es decir, todas las partes se han mostrado encantadas con el asunto.

Messi, punto clave en la continuidad de Valverde

Sin embargo, esta renovación no se habría fraguado sin el visto bueno del peso más pesado del vestuario: Leo Messi. El voto del argentino, que si renovó fue en el marco de un proyecto de garantías, tiene más valor que el de toda la directiva junta. Y es al primero que preguntaron desde los despachos.

Así las cosas, el que Valverde haya renovado quiere decir que Leo está satisfecho con la gestión y el trabajo del cuerpo técnico. El argentino siente que puede ganar cosas importantes con el míster extremeño. Es el técnico que quiere para el equipo.

Sin embargo, algunos apuntan en otra dirección. Algunas voces del entrono azulgrana apuntan que si Messi ha dado el visto bueno es porque la mano dura no sería el fuerte de Ernesto.

Es decir, con Valverde en el banquillo el núcleo duro del grupo tiene más poder, y esta situación ya les iría bien a Messi, Luis Suárez, Gerard Piqué y compañía. ”Es una vergüenza, aquí se hace lo que quiere Messi en lugar de pensar en el club”, escribían en las redes.

Piqué, Messi, Suárez | EFE

Una teoría que, en parte, se desmonta si tenemos en cuenta que con Valverde es con quien Messi ha aceptado en más ocasiones quedarse en el banquillo.

Sea como sea, lo que de momento está claro es que Valverde ha renovado por una temporada, con opción a cumplir otra más. Si llega o no, el tiempo lo dirá.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad