Messi asume el brazalete de capitán del Barça con la salida de Iniesta | EFE

La purga de Messi (y una bronca no contada en el Barça: “No los quiero en el once”)

stop

El astro argentino recibe duras amenazas

14 de julio de 2018 (20:29 CET)

No es la película de moda en los mejores (o peores) salas de cine, pero casi. La purga de Leo Messi en la selección argentina bien podría denominarse La noche de las bestias

El mejor futbolista del mundo se siente amenazado cada vez que pisa su país. En Argentina lo idolatran como a un Dios, pero también lo intentan humillar y destrozar sin piedad.

Muchos periodistas que siguen a la albiceleste no comulgan con el clan Messi. Y critican especialmente su dictatorial modus operandi.

Esa tensión, propia del conflicto no armado (pero casi), ha provocado que salga a la luz un nuevo episodio muy polémico: la pelea de Messi con un ayudante de Jorge Sampaoli.

El crack rosarino se las tuvo con Sebastián Beccacece después de que el técnico osara darle un consejo sobre su posicionamiento en el campo y su inercia para moverse.

"Leo, así no. Te conviene enganchar para otro lado", le dijo mientras le tocaba en el hombro. El gesto, más que la instrucción, enfadó a Messi, según Clarín.

El astro argentino pidió a Sampaoli que algo así no se volviera a repetir, añaden. Un nuevo episodio de polémica que salpica al crack.

Messi vetó a tres jugadores como titulares 

Pero no es el único. También fue tajante con Sampaoli a la hora de montar las alineaciones: “No los quiero en el once”.

Leo Messi sampaoli mundial

Al parecer, Messi no solo se refería a la discutida presencia de Paulo Dybala, sino que vetó a dos jugadores más: Fazio y Lo Celso.

Se comenta en Argentina que con este último pasó algo: “Messi habría cogido inquina a Lo Celso después de que el jugador del PSG le ganara con facilidad en un partido de fútbol-tenis y de que en un entrenamiento le hiciera un caño”.

La realidad es que estos aires dictatoriales que denuncian en Argentina se producen desde hace tiempo en el Camp Nou.

Messi se ha inmiscuido en la planificación deportiva y la figura de Abidal llega también para complacer al astro argentino con una persona cercana, de su confianza, que busque lo mejor para el '10'.

Limpieza en el Barça 

En estos momentos, el club trabaja en nueve posibles salidas. Tres son del primer equipo: André Gomes, Aleix Vidal, Yerry Mina y Lucas Digne.

El Barça apalabra la salida de André Gomes | EFE

Además, hay que resolver el caso de jugadores cedidos como Munir, Samper, Douglas y Rafinha. Otros como Alcácer y Dembelé también deben ir con cuidado.

Pero lo más importante es cerrar un nuevo fichaje top tras la marcha de Iniesta y Paulinho. Falta un refuerzo para la media y un delantero de banda izquierda.

En el Barça están todos pendientes de Messi, recién aterrizado en Barcelona, para tomar decisiones. Cracks como Hazard o Mbappé se van de precio, pero no se descarta abordar a Eriksen, Pjanic o Pogba.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad