Jordi Alba | EFE

Jordi Alba lía la de Dios (y no es por Luis Enrique: el follón es en el Barça. Y con Messi)

stop

El lateral tiene un problema muy gordo en el equipo culé

05 de octubre de 2018 (10:23 CET)

Le toca a Jordi Alba. Después del reciente anuncio por parte del FC Barcelona de la renovación de Sergio Busquets, le toca al de L’Hospitalet del Llobregat pasar por caja.

El asunto apremia, pues el lateral termina contrato en el 2020. Si en los próximos meses no estampa su firma en un nuevo acuerdo, podría empezar a negociar libremente con cualquier a mediados de la próxima temporada.

Demás, a medida que se acerque la fecha serán muchos pretendientes los que preguntarán por sus servicios. Y es que estamos hablando de uno de los mejores laterales del mundo.

Jordi Alba lía la de Dios en el Barça: ojo al follón (y a Messi)| EFE

Leo Messi manda un aviso

Además, el jugador es uno de los aliados de Leo Messi, que exige su presencia en el equipo mientras el argentino milite con la camiseta azulgrana. El argentino le considera imprescindible. Para el de Rosario, su renovación es innegociable.

Pero el asunto no se presenta fácil. El jugador tiene unas pretensiones que en el club se muestran reticentes a satisfacer, lo que puede desembocar en una guerra. Y el motivo está muy ‘metido’ en el club.

Con Robert Fernández, artífice de su fichaje, todo sería muy fácil. Otra cosa será con Eric Abidal en la secretaría técnica.

La complicada relación entre Jordi Alba y Abidal

Precisamente Alba llegó a la ciudad condal para relevar al galo, después de que le fuera diagnosticado un tumor en el hígado al francés.

Eric no podía rendir al máximo nivel y en el club decidieron apostar por un relevo generacional. Un año después, Abidal fue ‘invitado’ a salir del club. El asunto sentó muy mal a Abidal, pues consideraba que todavía tenía nivel para jugar. Pero finalmente agachó la cabeza y, en silencio, se marchó.

Todo ello mientras Jordi se iba afianzando en su posición hasta quedarse  definitivamente con su puesto.

Desde entonces, la relación entre ambos no ha sido de lo más fluida, y el asunto podría afectar directamente en la renovación del zaguero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad