Leo Messi | EFE

Messi o “No juega más” (y Valverde traga, calla y hasta pide perdón)

stop

El delantero argentino alza la voz en el vestuario del Barça

04 de octubre de 2018 (16:00 CET)

​Leo Messi tiene, por si no contaba con suficientes hasta ahora, aún más argumentos para dejarle claro a Ernesto Valverde que el Barça no debe tener a Ousmane Dembélé entre sus elegidos en los partidos grandes.

Y es que el más que buen partido que jugaron los culés la pasada noche ante el Tottenham Hotspur sin el extremo galo en el césped deja muy claro que, tal y como viene anunciando Diario Gol desde hace ya mucho tiempo, el argentino se senté mucho más a gusto con Philippe Coutinho arropándole en ataque junto a Luis Suárez que no con el galo.

Dembélé | EFE

Valverde traga y calla

Ante el conjunto inglés el técnico vasco apostó por un once mucho más parecido al estilo Barça que nunca. Con un centro del campo muy pelotero formado por Sergio Busquets, Ivan Rakitic y Arthur (que demostró que tiene calidad de sobras para ser un titular fijo en el conjunto catalán) y un ataque en el que el tridente fue Coutinho, Messi y Suárez, el Barça lo bordó en Wembley.

De ahí que muchos ya avisen que, al menos en los partidos serios e importantes Dembélé tenga todas las papeletas de quedarse en el banquillo. Es más, ya hay quien dice desde dentro que “no juega más”.

Y Valverde, que había apostado hasta la fecha por Ousmane siempre que había podido, no ha tenido más remedio que tragar y callar. Incluso pedir perdón a Messi y a Suárez por su tozudez con el francés.

Messi va a por la Champions

Y es que Messi, que lleva meses pidiendo un banquetazo perenne para Dembélé, ha dejado muy claro a Valverde y al staff técnico, así como a los pesos pesados del vestuario, que el objetivo número uno de la temporada debe ser la competición europea.

Leo Messi | EFE

Las tres Champions seguidas del Real han hecho mucho daño al vestuario blaugrana, y Leo, que sabe que tampoco le quedan muchos años en la élite, va como loco este año por hacerse con ella.

Tanto es así que muchos alucinaron ayer al ver la intensidad y la rabia que le puso el argentino en el césped ante los ingleses. Iba como loco. Y el equipo le acompañó. Una actitud y un sistema táctico en el que Dembélé no tiene sitio. Y, como advierte más de uno desde el Camp Nou, parece que ahora Valverde se ha dado cuenta. Más vale tarde que nunca. O al menos esos piensan lo capos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad