Griezmann

Griezmann ensucia el Barça-Chelsea con una bronca descomunal: “¡Esto va acabar muy mal!”

stop

El lío con el francés en el primer partido de pretemporada de los de Ernesto Valverde

23 de julio de 2019 (14:26 CET)

El Barça ha arrancado la pretemprada con una derrota 1-2 ante el Chelsea de Frank Lampard. El primer partido de la nueva era y la primera titularidad de Antoine Griezmann. Sin embargo, el lío va más allá de la primera toma de contacto de esta pretemporada del Barça. Y el protagonista de todo es el propio Griezmanm. Un Griezmann que, de hecho, ha ensuciado el encuentro. Y no  precisamente en el campo.

Y es que en el vestuario ya empiezan a verse los primeros síntomas de un problema que estaba anunciado: el galo no ha llegado al Barça para ser el lacayo de nadie. Todo lo contrario.

Si hubiese querido ganar mucho dinero y ser la estrella indiscutible de un equipo se hubiese quedado en el Atlético de Madrid. Pero no lo ha hecho. Pese a las muchas rajadas contra él por buena parte de los aficionados culés, Antonie ha decidido dar este año sí el paso adelante en busca de títulos y gloria, algo que no tenía en el Wanda Metroploitano.

Antoine Griezmann | EFE

El lío con Griezmann

Y lo está demostrando desde el primer día. El delantero quiere ser uno de los nuevos líderes de este Barça. Algo que, como bien saben en los despachos del Camp Nou, no es algo que precisamente pase por la cabeza de Leo Messi.

De hecho, el argentino fue de los jugadores que presionaron a la junta para que descartaran la llegada del galo. Pero Bartomeu y Valverde apostaron por él, y Antoine se siente fuerte.

Tanto que incluso no tiene problemas en hacer público algo que, desde luego, no es habitual en el Barça. El francés declaró en la rueda de prensa previa que, de momento, el capitán no había contactado con él. Algo inimaginable si el fichaje hubiese sido Neymar. Pero Ney es amigo de Messi y Griezmann, por ahora, no.

De hecho es un ‘rival’ en un vestuario en el que cuenta con varios franceses que le rodean y le arropan. “Sí recibí un mensaje de Luis, que me dio la bienvenida, estoy muy feliz y contento de estar aquí. El  grupo me ha recibido muy bien y estoy muy contento de compartir vestuario con ellos. Ojalá les pueda ayudar lo mejor posible”, apuntó ante los periodistas. Ni rastro del primer contacto con Messi.

Leo Messi | EFE

De ahí que no sean pocos los que, viendo cómo se está calentando el ambiente cuando apenas ha empezado la pretemporada, ya apunten en las redes que “¡Esto va  acabar muy mal!”. Veremos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad