Rakitic | EFE

“Este se larga”. Rakitic se lo huele. Messi también (y es un peso muy pesado del Barça)

stop

En el vestuario ya se habla de una posible fuga muy sonada

11 de septiembre de 2018 (19:50 CET)

Se lo huelen. En el vestuario del Barça se habla, y mucho, de lo que se espera de cara al futuro. Concretamente con vistas a la próxima temporada. Los pesos pesados como Ivan Rakitic o Leo Messi hablan sobre lo que está por venir en el conjunto azulgrana. Y les preocupa lo que pueda pasar con alguien importante en la plantilla.

Nada más y nada menos que Ernesto Valverde. El técnico está en el punto de mira. Y no es para menos, y es que su contrato finaliza al acabar esta temporada, y de momento no quiere saber nada sobre una renovación.

El método Guardiola

La idea del Txingurri está clara. Quiere que el equipo esté centrado en la competición y que su renovación no sea una distracción. Tomará la decisión cuando crea que ha llegado el momento, y eso no se producirá hasta febrero o marzo. No tiene ninguna prisa.

Messi y Valverde | EFE

Y es que Valverde tiene alguna que otra diferencia con la actual directiva presidida por Josep María Bartomeu. A lo largo de este año y medio ha habido momentos de tensión. Y el desgaste es más que evidente.

El episodio de Roma

El capítulo más feo para Ernesto Valverde llegó en Roma. La eliminación ante el conjunto italiano de la Champions League fue muy dura. Y ahí el Txingurri se sintió más solo que nunca. De hecho, días después y en la previa de la final de Copa, Valverde se encontró en la prensa con una filtración que no le gustó un pelo: la directiva barajaba la destitución si no ganaba el título.

Valverde supo leer entre líneas y es muy consciente de que eso fue un aviso. Una advertencia que, dicho sea de paso, no le hizo ni pizca de gracia. El club se ha puesto en contacto con él en las últimas semanas pero la respuesta ha sido clara: por el momento, nada de nada. Ernesto no olvida.

Otros líos con la directiva

Pero ese no fue el único desencuentro que se ha producido entre Valverde y la cúpula del club. Este mismo verano Ernesto ha tenido que lanzar algún que otro mensaje en rueda de prensa. Primero pidió la continuidad de Robert Fernández, que fue el que apostó por él, pero el club decidió deshacerse del director deportivo.

En segundo lugar llegó el episodio entre Rakitic y el PSG. En un sector del club se estaba deseando aceptar la oferta de 100 millones que estaba sobre la mesa, pero Valverde tuvo que salir a rueda de prensa para ser más directo que nunca y decir que ahí están para ganar títulos y no para hacer negocio.

Todo eso sumado a las ventas inesperadas como la de Paulinho, o a los fichajes frustrados como el de Griezmann hacen que Valverde no se sienta del todo cómodo. “Este se larga”, es el mensaje que se repiten los pesos pesados del Barça dentro del vestuario. Y muchos lo entienden.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad