Leo Messi| EFE

Escándalo Messi (y Luis Suárez) que el Barça tapa (y llega a Florentino Pérez y al Real Madrid)

stop

El fichaje de Boateng destapa un lío en el vestuario culé

28 de enero de 2019 (16:30 CET)

En el Barça se buscó un delantero de garantías durante todo este mercado de verano, pero no se llevó a cabo su fichaje por la negativa de algunos jugadores importantes del vestuario.

La búsqueda del delantero

Desde que se abriera el periodo de fichajes, la directiva de Bartomeu se puso manos a la obra para hacerse con los servicios de un delantero de un caché alto para ser la competencia de Luis Suárez y que el puesto del uruguayo estuviese bien cubierto cuando éste tuviera que descansar o estuviera ausente por lesión o sanción.

Además, la marcha de Munir al Sevilla aceleró las negociaciones para que se reforzara esa posición de cara a los meses más importantes de la temporada y dónde sólo el charrúa ocupaba, como ‘9’ puro.

Los candidatos que no llegaron

Entre los nombres que se barajaban en las oficinas del Camp Nou, tres nombres eran los que más opciones tenían de llegar: Morata, Giroud y Werner.

El madrileño no quería seguir en el Chelsea y en la Ciudad Condal se enteraron de su situación cuando el Sevilla preguntó por él. La opción tenía tintes de salir bien porque se trata de un delantero consolidado en Europa, acostumbrado a ser suplente de lujo y amigo de los futbolistas españoles de la plantilla. Se acaba marchando al Atlético.

Giroud también estuvo sobre la mesa para acometer su fichaje. Al igual que Morata es un ‘killer’ que garantiza experiencia, trabajo, sacrificio y olfato goleador. Además, tiene grandes amigos también en el clan francés de los culés. Y Abidal le conoce muy bien.

Giroud celebra el gol del empate para Francia | EFE

Werner, por su parte, es el más joven. El alemán sería el complemento perfecto a Suárez porque no exigiría el primer año ser titular indiscutible y sus números en la Bundesliga son muy buenos. Eso sí, quiere crecer y sería una seria amenaza para el uruguayo la próxima temporada.

Messi prefirió a Boateng

Todos estos nombres pudieron venir, pero llegó Kevin-Price Boateng. El ex del Sassuolo es de perfil bajo, en el fin de su carrera deportiva y conocedor del rol que tendrá en el equipo. Sus expectativas de futuro no son jugar de titular en el Barça.

Esto es lo que querían Messi y compañía, que vetaron las otras opciones por el temor de que Suárez acabara perdiendo su puesto. Un escándalo que ya ha llegado a oídos del rival.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad