Dembélé | EFE

Dembélé saca la porquería (y va de Piqué. Y apesta)

stop

El delantero francés se va de la lengua

17 de octubre de 2018 (12:50 CET)

​Ousmane Dembélé no es que tenga precisamente muchos amigos en el vestuario del Barça. Al margen de sus compatriotas Samuel Umtiti y Clement Lenglet, pocos son los que, más allá de una relación laboral, compadrean con el galo.

Entre otras cosas porque el delantero tiene la lengua muy larga. No han sido pocas las veces que ha ‘rajado’ de algún peso pesado del vestuario de Ernesto Valverde. Y no se le han perdonado.

Ni se le perdonarán. Y menos si, como está haciendo, sigue en la misma línea. Ahora Ousmane no ha hecho otra cosa que sacar la porquería de Gerard Piqué. Mala idea.

Gerard Piqué | EFE

El lío con Gerard Piqué

Y es que el central catalán, como bien ha contado Dembélé, tiene a la junta muy mosqueada. Entre otras cosas porque, como cuentan desde dentro, está más pendiente de sus negocios que del balón.

Un argumento que en días como hoy cobra fuerza. Y es que esta misma tarde el catalán viajará a Madrid donde será uno de los encargados de presentar el nuevo proyecto de la Copa Davis que él va a gestionar a través de su empresa Kosmos.

Gerard consiguió alcanzar un acuerdo con la Federación Internacional de Tenis para la organización del renovado torneo, que se disputará en la capital española. Un éxito para él pero un problema para el Barça.

 

Cada vez más acorralado

Y es que en la directiva azulgrana cada vez son más los que consideran que este incansable ritmo empresarial del defensa está perjudicando a su rendimiento en el campo. Y no es lo que necesita ahora el equipo.

Con Umiti y Vermaelen lesionados, Valverde necesita que Piqué vuelva a estar al cien por cien, que se olvide de sus líos fuera del terreno de juego y que demuestre que la renovación y la subida de ficha de la temporada pasada estaban más que justificadas.

A día de hoy el zaguero está en el punto de mira. Y cada vez más acorralado: la junta no le pierde la pista, el vestuario empieza a ‘largar’ de él y la afición se está cansando de ver cómo está arriba y abajo todo el día (hace apenas unos días estaba en China) mientras en el campo se desinfla cada partido que juega.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad