Dani Ceballos y su futuro lejos del Santiago Bernabéu| EFE

Traición a Dani Ceballos: el crack que cuenta a Zidane la última rajada

stop

El andaluz se queda solo

08 de octubre de 2017 (18:33 CET)

Mosqueado. A Dani Ceballos no le salen las cuentas. El andaluz no está encontrando en el Real Madrid lo que venía a buscar cuando dejó el Real Betis.

El centrocampista tuvo dos ofertas sobre la mesa. En una de ellas, el FC Barcelona no le ofrecía una ficha de crack desde el primer día, pero si le garantizaron minutos con los que podría justificar un mejor sueldo en el futuro.

El Madrid, por su parte, si le ofrecía un sueldo superior, pero no le aseguraban que fuera a tener un papel de peso en el conjunto de Zinedine Zidane.

Opción blanca

Después de varias jornadas de deliberación, Dani se decantó por la propuesta blanca, pero no pensaba que lo de  que “no tendría un papel de pesosignificaría que “apenas tendría minutos”.

En lo que va de temporada, Ceballos solo ha jugado 111 minutos, lo que tiene al futbolista muy mosqueado. De hecho, solo ha sido titular en el partido ante el Alavés y solo ha participado en otros tres encuentros.

Las malas caras del centrocampista empiezan a ser una constante y también sus desprecios hacia el míster, de los que ya han sido testigos muchos de sus compañeros.

El capitán se viste de bombero

Entre ellos Sergio Ramos, que en cuanto supo del malestar del futbolista, no tardó en acudir a Zidane con tal de calmar la situación. En un intento de apagar el incendio, el de Camas avisó a Zizou del malestar del media punta. Sergio no quiere que el asunto siga agravándose y pidió al míster colaboración para calmar al futbolista.

Ramos advirtió al técnico que los motivos del descontento de Ceballos se debía a la falta de oportunidades y que ello había llevado a Dani al punto de poner en duda la confianza del técnico. El ex del Betis está convencido de que el míster no lo quiere.

En este sentido está cada día más seguro de que su contratación fue más un fichaje de Florentino Pérez, que el francés nunca lo pidió, y que cuya única intención era evitar que firmara por el Barça.