Sergio Ramos

“Sergio Ramos no le habla” (y no es el único). Estalla la bomba en el Real Madrid

stop

El capitán y el problema que se hace cada vez más grande en el vestuario blanco

04 de noviembre de 2019 (12:01 CET)

Cada partido que pasa, el lío se hace más grande en el Real Madrid. Un lío que tiene a un protagonista claro: Vinícius Jr. El crack brasileño está cayendo cada vez más en desgracia, entre otras cosas porque no son otros que varios de los peso pesados del vestuario los que ya han perdido la poca confianza que tenían en él. Tanto incluso que hay quien asegura desde dentro que “Sergio ramos no le habla”.

Vinícius | EFE

El carioca entró, de hecho, con el pie izquierdo en el vestuario. Llegó con la etiqueta de haber sido un capricho millonario de Florentino Pérez.

Un capricho de casi 50 millones de euros que, en su primera temporada en el equipo, pasó de ser un jugador que entrenaba con el primer equipo y jugaba con el Castilla a ser una de las principales apuestas del cuerpo técnico blanco con los mayores. En especial en la etapa de Solari.

La bomba de Vinícius

Un Vinícius al que nunca el vestuario le ha mostrado un especial cariño. Por un motivo muy simple: muchos creen que está excesivamente sobrevalorado. No es, ni de lejos, un crack.

Es un jugador que, de hecho, como ha demostrado en muchas ocasiones, suelen fallar en momentos claves. En momentos donde los buenos jugadores y los del montón marcas las diferencias.

Rodrygo, igual de joven e igual de ilusionante, sí que tiene algo que no tiene Vinícius: la capacidad de tomar las decisiones correctas en los últimos metros. Entre que el juego de ‘Vini’ no es que sea precisamente brillante y que, encima, cuentan que es uno de las voces ‘aliadas’ de Florentino en el vestuario, los Sergio Ramos, Benzema, Modric y Kroos, entre otros no es que estén precisamente en su lista de amigos.

Vinicius Jr

Tampoco lo estarán en el futuro. Su carácter, cuentan, tampoco es que ayude a ello. En el club lo saben, saben que es un tipo además con tendencia a tener una vida muy activa y eso, en un momento en el que el proyecto Zidane no es que se esté solidificando precisamente, no es bienvenido.

Florentino lo sabe, pero calla. Calla porque el carioca fue una apuesta personal. Rodrygo también, de ahí que ahora sea el brasileño el que está ganando tantos elogios. Uno sube y el otro baja. Y mucho.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad