Luka Modric y Gareth Bale | EFE

Modric no calla más. ¡Suelta la bomba! Y pone el Real Madrid patas arriba

stop

El centrocampista avisa a Florentino Pérez

26 de marzo de 2020 (11:05 CET)

El futuro de Luka Modric está en el aire. El croata tiene contrato hasta junio de 2021 y en las próximas semanas tocaba hablar de su renovación.

En el Real Madrid ven con buenos ojos ampliar un año más su compromiso. Sobre todo con la crisis del coronavirus. En los planes de los mandatarios estaba la opción de venderlo el próximo verano. Pero el COVID-19 ha reducido los ingresos del club en gran medida. Y los responsables consideran una buena opción mantenerle un año más en el equipo. Pero quieren alargarlo un año más para que el próximo curso no se pueda ir con la carta de  libertad.

Modric lo tiene claro

Pero el croata no lo ve tan claro. El centrocampista ha sido uno de los principales artífices de los últimos años gloriosos del Real en Europa. Su nivel de juego fue tan alto tanto en el Madrid como en la selección croata que Modric incluso llegó a ganar el Balón de Oro.

Pero este curso el jugador ha perdido gran parte de su protagonismo en el equipo. Fede Valverde le ha pasado como un avión y Zidane ya no tiene en cuenta a Luka como una pieza clave del equipo. Y ello ha desembocado en una reducción de minutos importante.

Tanto que ha visto peligrar seriamente uno de sus principales objetivos esta temporada: su convocatoria con la Selección de Croacia para la Eurocopa. Y no quiere volver a pasar por lo mismo el próximo curso.

Luka Modric | EFE

Objetivo: Eurocopa

Ahora respira aliviado al ver que la competición internacional se ha pospuesto para el año que viene. Ello le brinda la oportunidad de hacer las maletas y poner rumbo a otro equipo donde tenga esos minutos imprescindibles para ganarse un puesto con el combinado croata que sabe que no tendrá en el Madrid. Y ya le ha pedido a su agente que escuche ofertas para cuando se abra la ventana de fichajes.

Solo un aumento de sueldo considerable le mantendría en la plantilla blanca. Y muy alto tendría que ser para aceptar el rol de suplente. Pero eso es algo a lo que Florentino Pérez no tiene intenciones de ceder. Tal y como está el panorama, lo último que necesita el club es pillarse los dedos con un sueldo estratosférico para un jugador que ya está de vuelta y en declive. El croata se sitúa en la rampa de salida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad