Lucas Vázquez tiene una oferta muy tentadora sobre la mesa | EFE

Lucas Vázquez tiene un plan de fuga del Real Madrid (y es bestial)

stop

El futuro del gallego pende de un hilo

08 de octubre de 2017 (14:59 CET)

No es lo que esperaba. Lucas Vázquez siente que se ha quedado estancado. El futbolista esperaba tener mucho más protagonismo esta temporada del que le está otorgando Zinedine Zidane y hace días que valora probar suerte lejos del Santiago Bernabéu.

El gallego llegó en verano del 2016 y pronto se convirtió en una de las piezas importantes del esquema del míster. El gallego se convirtió en el recambio habitual de un Gareth Bale que se pasó más de media temporada entre algodones, mientras que cuando el galés estaba disponible, Lucas era una de las primeras opciones para el míster.

Asimismo, fue uno de los protagonistas de la famosa unidad B que formaba junto a James Rodríguez, Álvaro Morata, Isco Alarcón y Marco Asensio.

Estancado

Jugadores, los que aún están, que este año han pasado a ser miembros de la primera unidad. Asensio e Isco están teniendo un gran protagonismo en este inicio de temporada. Pero Lucas son ha entrado en este grupo. El gallego no ha dado el mismo salto que sus compañeros.

Vázquez ha participado en 11 de los 12 partidos que ha disputado el Madrid esta temporada, pero el extremo solo ha sido titular en tres: ante el FC Barcelona  en la vuelta de la Supercopa de España (2-0), ante el Levante (1-1)y ante el Alavés (1-2). En el resto entró desde el banquillo, mientras que ante el APOEL de Nicosia no tuvo minutos.

Ofertón

El futbolista cree que merecía subir ese escalón en el conjunto de Zidane y no cierra las puertas a una salida si en otro club le dan lo que no tiene en Concha Espina. Y ese es la Roma, que ya en verano preguntó por el delantero y que sigue interesado en la operación. En la capital italiana están dispuestos a poner el resto para hacerse con sus servicios en el mercado invernal.

Monchi, el secretario técnico del equipo romano, ya le trasladó al jugador y su representante su interés por incorporarlo al conjunto italiano en una propuesta en la que le garantizaba ser uno de los pesos pesados del equipo y una ficha mucho mayor de la que cobraba en el Real.

Lucas rechazó la oferta. Quería triunfar en el Santiago Bernabéu. Pero ahora las cosas han cambiado. El delantero sigue queriendo triunfar, pero ya no le importa donde sea.