Cristiano Ronaldo está nervioso | EFE

La enganchada de Cristiano Ronaldo en el vestuario del Real Madrid

stop

El crack portugués perdió los nervios

18 de octubre de 2017 (10:35 CET)

No está fino. Cristiano Ronaldo no está teniendo el arranque de temporada que ni él ni los aficionados del Real Madrid se esperaban. Lento, errático y con muy mala puntería de cara al gol, el portugués anda lejos de su mejor versión.

Esa mala racha está afectando más de la cuenta al crack. Cristiano, poco acostumbrado a fallar tanto, está pagando su frustración con todo lo que pilla a su paso. Ayer, durante el encuentro ante el Tottenham Hotspur en el Santiago Bernabéu, el blanco encontró una nueva víctima: Jan Vertonghen.

La acción sucedió en un córner a favor del Real Madrid. Isco colgó la pelota al centro del área y Roanldo,que no tenía ninguna opción de remate, golpeó con su brazo izquierdo al defensa belga que acabó dolorido en el suelo.

Lejos de pedir disculpas, CR7 recriminó al del Tottenham diciéndole que no hiciera cuento y que se levantara. Por suerte para Cristiano el árbitro decidió castigar la acción solo con tarjeta amarilla.

Vertonghen fue a buscarlo

Pero la cosa no acabó ahí. Al terminar el partido, un Vertonghen aún muy caliente por la acción, fue a buscar al de Madeira al vestuario madridista para pedirle explicaciones. El luso, ya más calando, pidió disculpas al defensa y, por suerte, la sangre no llegó al río.

Los aficionados del conjunto inglés, que no perdonan el feo gesto del portugués, ya le están preparando una ‘cálida’ bienvenida de cara al próximo encuentro de la liguilla de Champions que se jugará en Wembley.

Una más

No es la primera vez que Cristiano Ronaldo protagoniza una acción de este tipo. Suele ser habitual que el delantero pague su frustración con los rivales en acciones que muchos consideran antideportivas y, sin embargo, muy pocas veces son castigadas por los árbitros.