Florentino Pérez pasa al ataque| EFE

Florentino Pérez mete la renovación de Sergio Ramos en la nevera (y activa un fichaje estrella)

stop

El presidente del Real Madrid frena la operación y busca alternativas

01 de noviembre de 2017 (12:11 CET)

Florentino Pérez quiere tomarse las cosas con calma. No quiere repetir errores del pasado. Es por eso que ha tomado una decisión que afecta, y mucho, a una jugador del Real Madrid. Y no uno cualquiera.

Sergio Ramos, el capitán del conjunto blanco, tiene aún tres años de contrato por delante. La idea que tenían desde la secretaría técnica blanca hasta hace bien poco era renovarle el contrato al andaluz y así ampliar más años su vinculación con el Real.

Pero parece ser que la idea está cambiando. Florentino ya no tiene tan claro convertir a Ramos en madridista ‘de por vida’. ¿Los motivos? Tan claro y conciso como el rendimiento de Sergio.

Según Pérez, el de Camas ya no es aquel central poderoso que un día fue. Con el paso de los años el capitán, que tiene ya 31 años,  ha ido perdiendo velocidad y cada vez son más las veces en las que es él el retratado en los goles encajados.

Además Sergio ya no tiene la etiqueta de ‘salvador’. Lejos quedan ya los días en los que el defensa marcaba los goles salvadores en el último minuto que tantas alegría dieron a los aficionados blancos.

Todos estos motivos son los que han llevado a Florentino a enfriar una renovación y ver como transcurre la temporada. La ficha del ‘4’ es de las más altas y el presidente no quiere precipitarse. Una cosa está clara: si el rendimiento del andaluz no mejora, la renovación no se llevará a cabo.

Es más, el propio Ramos fue el que desveló en una entrevista a Onda Cero que la renovación aún no se había firmado pero que "el acuerdo se hará en dos minutos". Parece que su presidente no piensa lo mismo.

Sangre joven

Y es que tanto el desde la presidencia como desde la secretaria técnica ya ven como una urgencia hacerse con los servicios de un central de garantías para hacerle la competencia a Ramos. Algo que, a día de hoy, no pasa.

Con Pepe ya fuera del Madrid, los únicos ‘rivales’ que tiene Ramos son Nacho y Vallejo, dos jugadores demasiado verdes aún como para plantar cara al capitán.

Por ello desde el Bernabéu ya están buscando un central que vaya rejuveneciendo la zaga madridista con la intención de que poco a poco Ramos vaya pasando a un segundo plano.