Bale o “Llora, llora”. Y no es a Cristiano Ronaldo: el galáctico que (ahora) pagaría por ir al Real Madrid | EFE

Bale o el chantaje a Florentino Pérez que pone patas arriba el Real Madrid

stop

El delantero galés mueve ficha

13 de septiembre de 2018 (17:00 CET)

​Gareth Bale volverá este próximo fin de semana a ser una de las esperanzas de Julen Lopetegui y de los aficionados del Real Madrid para que el club blanco consiga una nueva victoria en San Mamés ante el Athletic de Bilbao.

Viendo el buen hacer del galés en lo que llevamos de año, es una apuesta segura. Bale parece haberse quitado los mudos de vivir a la sombra de Cristiano Ronaldo y ha cogido galones, tanto dentro como fuera del campo.

Lleva tres goles en tres partidos de liga y está demostrando que Lopetegui y Florentino Pérez han hecho bien en no traspasarlo este mismo verano.

El Chantaje a Florentino Pérez

Y él lo sabe. Y es por ello que, tras muchos meses oyendo como su nombre estaba en la lista de las más que probables ventas del club blanco, ahora que está en un estado de forma excepcional y que es el líder del ataque del Real, quiere algo a cambio.

Bale y Florentino Pérez| EFE

Y está chantajeando al presidente de la entidad merengue. ¿Cómo? Pidiendo un aumento y una mejora de ficha en su contrato.

Gareth es consciente que, al menos hasta que Pérez no se haga con un nuevo galáctico, buena parte del poder ofensivo de la plantilla de Lopetegui pasa por sus pies, por lo que su intención es ahora blindar un contrato que le permita estar muchos años siendo uno de los mejores pagados, por no decir el mejor, del Madrid.

El lío con Gareth Bale

Sin embrago, esta petición/exigencia no es que haya sentado nada bien en el club blanco. Y menos en el vestuario. Y es que no son pocos los que no ha olvidado como el extremo se aisló la temporada pasa cuando iban mal dadas.

Su desconexión con el vestuario y con el club fue tan evidente que incluso Zinedine Zidane lo borró de los once titulares en los partidos grandes. Algo que, por mucho que ahora esté rindiendo como nunca, Sergio Ramos, Isco y compañía no han perdonado.

Es más, ya hay quien dice que el capitán se la sigue teniendo jurada al de Cardiff, y que no entiende esta actitud del delantero cuando hace apenas meses estaba prácticamente sentenciado. Lo que toca ahora, según cuentan desde dentro, es centrarse en el equipo y en los títulos. Luego, si se da el caso, ya llegara la hora de rendir cuentas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad