Zidane corta una cabeza en Nicosia: está fuera del Real Madrid

El galo fulmina a un crack en el choque contra el APOEL

Fotografía: Zidane corta una cabeza en Nicosia: está fuera del Real Madrid
Fotografía: Zidane corta una cabeza en Nicosia: está fuera del Real Madrid

Jugador número 12. A base de trabajo, esfuerzo y entrega, Lucas Vázquez se convirtió la temporada pasada en la primera opción desde el banquillo de Zinedine Zidane, así como el sustituto habitual de un Gareth Bale que se pasó más de media temporada en la enfermería.

El gallego también fue uno de los protagonistas de la unidad B que tan buenos resultados le dio a Zidane y que tanto aportó al equipo para sumar un doblete que no se veía en el Santiago Bernabéu desde 1958.

Punto de inflexión

Pero en esta campaña todo ha cambiado. El futbolista ha pasado a un segundo plano y su rol solo pasa por ser un suplente más.

Sí es cierto que Lucas es uno de los jugadores que ha participado en más partidos. Concretamente, el extremo suma 18 actuaciones en los 21 compromisos de los blancos esta temporada entre Liga, Copa, Champions y Supercopas. Sin embargo, solo suma seis choques como titular.

Uno de ellos fue el que este martes enfrentó al Real Madrid y al APOEL de Nicosia. Un choque asequible, en el que el delantero tenía la oportunidad de demostrarle a Zidane que mantiene los galones para recuperar la titularidad perdida.

Se acaban las oportunidades

Pero Vázquez no aprovechó la ocasión y fue uno de los futbolistas más apagados ante el conjunto chipriota. El atacante no participó en ninguno de los goles y se le vio algo bajo de forma.

El partido del joven futbolista dejó a Zidane con la mosca tras la oreja. El francés esperaba mucho más de Lucas, al que señala de bajar los brazos cuando no tiene oportunidades y de no mantenerse a tope para darlo todo cuando tiene la oportunidad. Para el técnico, el español es una sombra del que fue la temporada pasada.

Tanto es así que el míster ha mandado un ultimátum al jugador. Zizou ha dado luz verde a su salida en verano si todo sigue igual. En otras palabras, o espabila en los próximos meses o sus días en Chamartín llegarán a su fin.

Publicidad