Sublevación contra Koeman: no se va del Barça

El entrenador holandés del Barça Ronald Koeman y el jugador que, pese a saber que no tendrá minutos, opta por sublevarse y seguir en el Camp Nou

Ronald Koeman
Ronald Koeman

Ronald Koeman es un tipo de entrenador que, como apuntan nombres como Sergi Roberto, uno de los cuatro capitanes del Barça, dice las cosas a la cara. El holandés tuvo muy claro desde el primer momento en el que supo que iba a estar a los mandos del conjunto azulgrana lo que quería.

Es por eso que habló con jugadores como Luis Suárez, Arturo Vidal, Rakitic o Umtiti, entre otros, para comunicarles personalmente que no contaba con ellos y que debían buscarse equipo.

Ronald Koeman
Ronald Koeman

Lo hizo también con Riqui Puig. En el caso del canterano, a diferencia de los otros cuatro cracks, no es un tema de limpieza de vestuario sino de la más que probable falta de minutos. El catalán, eso sí, ha dejado claro que no se mueve del Camp Nou y que se queda para demostrarle a Koeman que tiene cabida en su plantilla.

Pedri no se mueve del Barça de Koeman

Pero ojo porque en las últimas horas se ha sabido que Riqui no ha sido el único que ha dejado claro que no tiene intención alguna de moverse. Pedri, uno de los fichajes de este año y que ya se ha ganado la admiración de muchos durante esta pretemporada, tampoco quiere irse.

Koeman ya le ha dejado entrever que, con la competencia que tendrá, apenas jugará. Pero el canario, pese a tener ofertas para marcharse cedido a clubes top como el Bayern de Múnich, el PSV y el Borussia Monchengladbach, ha optado por sublevarse y seguir en Barcelona.

Es evidente que el español no va a tener, como ocurre con Riqui, muchos minutos durante la temporada a no ser que hayan lesiones o imprevistos. Sin embargo, desde la directiva consideran que no es tampoco mal plan que se quede y vaya cogiendo ritmo.

Por su parte, Koeman no tiene intención de dar su brazo a torcer en este sentido. Para que el holandés tiene las cosas muy claras, un esquema táctico definido y, por mucho que Puig y Pedri quieran reivindicarse, las oportunidades no serán muchas.

Publicidad