Modric desata una guerra civil en el Real Madrid

La situación contractual y el futuro del centrocampista croata del Real Madrid Luka Modric provoca discrepancias en la cúpula blanca

Luka Modric
Luka Modric

Luka Modric se encuentra en una situación muy comprometida en el Real Madrid. El centrocampista croata está siendo uno de los mejores en lo que va de temporada. Un hecho que está haciendo que la finalización de su contrato con los blancos, datada para junio de 2021, esté generando una guerra civil en la entidad de la capital.

Cuando Modric llegó al Santiago Bernabéu en 2012 fueron muchos los que pusieron en duda si valía los 40 millones de euros que pagó Florentino Pérez al Tottenham por sus servicios. Decían que el Madrid no tenía posición para el de Zadar.

Modric toca el cielo en el Real Madrid

Sin embargo, el paso de los años ha dado la razón a Florentino. Modric ha sido clave en las cuatro Champions Leagues que el Madrid ha ganado en los últimos años. Y una pieza fundamental para Carlo Ancelotti o Rafa Benítez. Y, por supuesto, para Zidane.

El que haya sido el único jugador capaz de romper la hegemonía de Cristiano Ronaldo y Leo Messi en el Balón de Oro en 2018 dice mucho de la importancia de Luka para el Madrid. Fue la primera vez en 10 temporadas que alguien que no fuera el portugués o el argentino se llevó el trofeo dorado.

Florentino Pérez y Luka Modric
Florentino Pérez y Luka Modric

Ahora Modric afronta la que sobre el papel será su última temporada en el Madrid. El veterano crack termina contrato en junio de 2021. No obstante, está por verlo que ocurre con Luka.

Guerra civil por Modric en el Real Madrid

Porque en un sector de la directiva consideran que a sus 35 años ha cumplido un ciclo. Y que aunque esté protagonizando un gran inicio de temporada, el club debe pensar en el futuro y no hipotecarse con jugadores que más pronto que tarde pasarán a ser viejas glorias. Y es que el sueldo de Modric en el Madrid no es baladí.

Otros, en cambio, apuntan que el Real debería contar con su veteranía mientras se produce el cambio generacional en la medular. Es decir, renovarlo al menos por un año más y mantenerlo en el club mientras se incorporan los relevos el próximo curso. La guerra civil está servida.

Publicidad