Messi se cargó un fichaje de Koeman

El delantero argentino y capitán del Barça Leo Messi y los movimientos para cargarse un fichaje de Koeman

Leo Messi
Leo Messi

Leo Messi ha sido uno de los protagonistas indiscutibles del verano en el Barça. Y es que, pese a que ya han pasado unas semanas, su famoso burofax y todo lo que provocó siguen dando de qué hablar.

Por suerte para los aficionados del club y para Ronald Koeman, que siempre apostó porque Messi se quedara, el argentino no hizo finalmente las maletas. Ojo, no porque no quisiera, sino porque la directiva de Josep Mª Bartomeu se mostró firme y en ningún caso se planteó su salida.

Leo Messi
Leo Messi

Eso sí, teniendo en cuenta que el contrato del capitán acaba el próximo verano, todo apunta a que esta será la última campaña de Messi en el Camp Nou. Un Messi que, pese a tener fecha de caducidad, sigue teniendo mucho peso en las decisiones del club.

Leo Messi se cargó a Wijnaldum

Y es que, como han apuntado en The Sun, parece ser que Leo fue el primer jugador que le hizo saber a Koeman que la llegada de Wijnaldum no era precisamente un buen refuerzo para el Barça.

El técnico holandés dejó claro desde el primer día que su voluntad era jugar con un doble pivote y que, con Sergio Busquets, De Jong y Pjanic no tenia suficiente. Teniendo en cuenta que Wijnaldum, al que conoce perfectamente de la selección holandesa, acaba contrato el próximo verano, Ronald propuso su nombre como un candidato ideal (y barato) para reforzar esa posición.

Un fichaje que no se llevó a cabo principalmente porque el Liverpool, como hizo también el Manchester City con Eric García, no quiso ‘regalar’ al holandés al Barça por mucho que le faltara tan sólo un año.

Sin embargo, el hecho de ver que pesos pesados como Messi, Piqué o el propio Busquets se mostraron en contra de la llegada de Wijnaldum, un jugador de perfil medio que tampoco destaca en nada en concreto, frenó la presión de un Koeman que era muy consciente de que sería muy difícil hacerse con él.

De momento el doble pivote le está funcionando más que bien a Koeman, pero falta ver si, a lo largo de la temporada y cuando los Pjanic, Busquets y De Jong vayan acumulando minutos, no se echará de menos la figura del holandés.

Publicidad