La vida de Hazard fuera del Real Madrid: el problema del que está prohibido hablar

El asunto relacionado con el delantero belga Eden Hazard que Zidane y compañía callan en el Real Madrid

Eden Hazard
Eden Hazard

Eden Hazard no estuvo este domingo en el estreno del Real Madrid en la Liga frente a la Real Sociedad. El belga quedó fuera de la convocatoria de Zinedine Zidane, y por lo que dijo el técnico en la rueda de prensa previa al choque, estará unas cuantas semanas sin aparecer. Y no tiene fecha de vuelta. Sin embargo, el técnico se olvidó mencionar es una de las razones que más pesa en el que Hazard esté de baja indefinida.

«No puedo decir cuándo puede volver, lo único es que está mejor. Lo más importante son sus sensaciones y que esté al ciento por ciento. Tenemos tiempo porque empezamos una temporada nueva», dijo el míster, que prefiere esperar a recuperar a Hazard hasta que esté completamente en forma.

Eden Hazard
Eden Hazard en un partido del reinicio de la Liga el pasado verano

Con pies de plomo con Hazard

De hecho, en el club se considera que el curso pasado se puso demasiada presión sobre el jugador cuando se le puso fecha de vuelta. El jugador fue operado el 5 de marzo y no se contaba con él para lo que restaba de temporada. Pero el coronavirus puso luz al final de túnel. El jugador y los responsables se pusieron como meta que llegara a la fase final después del parón por la crisis sanitaria.

Pero era demasiado pronto, y en sus actuaciones se pudo comprobar que su tobillo no estaba del todo recuperado. Un panorama que Zidane no quiere que se vuelva a repetir, con lo que ha preferido ponerlo en manos del cuerpo médico hasta que este confirme que el ex del Chelsea está listo al 100% para jugar.

El problema de Hazard fuera del club

No obstante, el problema de su estado de forma no se debe solo a que ‘volvió demasiado pronto’. La vida que lleva fuera del club también tiene mucho que ver.

Fotografía: La vida de Hazard fuera del Real Madrid: el problema del que está prohibido hablar
Eden Hazard en su llegada al Real Madrid

Según puede confirmar Diario Gol, el jugador se salta a menudo la dieta marcada por los nutricionistas del club. La comida es una de las debilidades del jugador y le está pasando factura en su forma física. Un problema que arrastra desde antes de aterrizar en el Madrid y que no ha solucionado, pese a que desde el club le han puesto un vigilante que controle sus excesos.

Un asunto del que no hablan en público en el club y al que Zidane no hace referencia en sus ruedas de prensa, y que hasta que no se solucione, el técnico no volverá a depositar confianza en él.