¡Jurgen Klopp tiembla! El Newcastle prepara dos bombazos si consigue mantenerse en la Premier

El Newcastle quiere arrebatarle al Liverpool de Jurgen Klopp a dos de sus mayores figuras para intentar ser uno de los grandes del fútbol europeo

Jurgen Klopp
Jurgen Klopp

El Newcastle United trabaja a fondo en poner las primeras bases sobre las que construirá su megaproyecto. A día de hoy el objetivo número uno, y que se debe cumplir a toda costa, es asegurar la permanencia en la máxima categoría del fútbol inglés. De conseguirlo, el Public Investment Fund, nuevos dueños del Newcastle, estarían dispuestos a romper el mercado con dos auténticas bombas que además debilitaría demasiado a un rival directo en la lucha por el título de la Premier League. Estamos hablando de Mohamed Salah y Sadio Mané, los dos extremos del Liverpool, que además son indispensables en todo el esquema y la idea de juego de Jurgen Klopp.

El Newcastle tiene muy claro que su objetivo es pelear en el mediano plazo por la corona del fútbol inglés, pero sabe que para conseguirlo debe romper el mercado y potenciar su plantilla de una forma nunca antes vista. Salah y Mané, creen los directivos, acortarán el camino varias temporadas, son dos jugadores con una calidad indiscutible, se conocen y tienen mucha experiencia en la competición, con lo cual, están más que calificados para ser las piedras angulares de este proyecto.

Mo Salah
Mo Salah

El dinero no es problema

Con la compra del equipo por parte del PIF,  los límites económicos han desaparecido para el equipo del norte de Inglaterra, detrás del fondo de inversión que compró a los Magpies se encuentra Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudí, quien a sus 36 años cuenta con una fortuna avaluada en los 320.000 millones de euros, cifra que supera 11 veces a quien hasta ahora era el dueño más rico del fútbol mundial, Sheikh Mansour, dueño del Manchester City.

Permanencia o nada

Todo esto dependerá, primero que todo, de que Eddie Howe consiga el objetivo de la presente temporada que es la permanencia, en el mercado invernal costará demasiado traer jugadores de primer nivel por la posición actual del Newcastle, pero seguro que el entrenador inglés tendrá algún refuerzo y con la plantilla que ya tiene debería ser suficiente para permanecer en primera división.