Jugadores del Barça señalan a Koeman con el gran culpable de la derrota contra el Real Madrid

El técnico holandés del FC Barcelona Ronald Koeman quedó en evidencia con su intervención estéril durante el Clásico

Ronald Koeman
Ronald Koeman

El Clásico disputado este sábado en el Camp Nou, el último de la década actual, quedó marcado por un hecho en particular. Y no fue por la falta de público precisamente. Nos referimos al penalti de Clement Lenglet sobre Sergio Ramos que el colegiado Juan Martínez Munuera señaló tras consultar el VAR.

Una jugada a la que se agarraron Ronald Koeman o Guillermo Amor, entre otros, para justificar la derrota de los culés. Ninguno de los dos tuvo pelos en la lengua para señalar que se siguen criterios diferentes entre cuando se arbitra al Barça o si se trata de otro equipo, en una opinión compartida por buena parte de la prensa afín al conjunto blaugrana.

Clement Lenglet comete penalti sobre Sergio Ramos
Clement Lenglet comete penalti sobre Sergio Ramos

Koeman se lleva el grueso de los palos

Pero no todos consideran que el arbitraje de Martínez Munuera fuera el elemento decisivo que decantó el partido. Otra corriente de opinión que circula entre buena parte de la parroquia culé y también entre algunos jugadores es que el principal responsable del resultado fue el planteamiento y las intervenciones durante el choque de Ronald Koeman. Buena prueba de ello es que ningún jugador usó el penalti como excusa para justificar la derrota, solo el técnico.

La decisión de optar por Jordi Alba como titular, por ejemplo, que llegaba de una lesión, ha sido duramente criticada. El lateral de L’Hospitalet pagó su inactividad en las últimas semanas e hizo de su banda un auténtico coladero.

Jordi Alba
Jordi Alba

Koeman suspende su primer examen de peso

También se ha puesto en duda en varios medios si elegir a Pedri dejando en el banquillo a Antoine Griezmann  fue el camino correcto. Al joven le costó mucho entrar en el partido.

Por otro lado, tampoco ha sido bien recibido que Koeman realizara los cambios tan tarde. El holandés dio entrada a Trincao, Griezmann y Dembélé pasado el minuto 81, cuando ya quedaba muy poco tiempo de reacción. Además, los cambios dejaron un equipo de lo más descompensado, descuidando la zaga y propiciando contras como la que acabó con el 1-3 de Luka Modric. En otras palabras: Koeman demostró una incapacidad importante para intervenir en los partidos. Y ello fue el factor decisivo para que los catalanes no supieran levantar el resultado. Koeman suspendió su primera prueba de fuego.