Joan Laporta hace magia: Coutinho y 50 millones para traer el fichaje que pide Messi. Golpe mortal a Florentino Pérez

El presidente del Barça Joan Laporta y la operación para convencer a Leo Messi

Joan Laporta
Joan Laporta

Joan Laporta sabe muy bien que una de las armas que le ayudó a ganar de forma holgada las elecciones a la presidencia del Barça fue su carisma y, sobre todo, la impresión que dio a la gran mayoría de socios que él era el único de los candidatos que podría lograr que Leo Messi renovara.

Un Messi que de momento no se ha pronunciado sobre su futuro y está a la espera de ver qué oferta y qué proyecto deportivo le pone Laporta encima de la mesa. Eso sí, los dos entornos ya han estado en contacto. De hecho, parece ser que el propio Joan y Leo ya han tenido algún contacto en los últimos meses y semanas.

Contactos en los que Messi ya le habría dejado claro que, para firmar la renovación, no prioriza una buen contrato, sino un buen proyecto deportivo. Un proyecto en el que, entre otros, no debe de estar Philippe Coutinho, un jugador al que Leo ya le ha puesto la cruz definitiva y que quiere fuera cuanto antes.

Joan Laporta saca rendimiento a la salida de Coutinho

Por otro lado, no es ningún secreto que uno de los objetivos de Laporta y de Messi es elevar el nivel de la plantilla azulgrana. Y para eso los dos coinciden en que uno de los jugadores que bien podría lograrlo es Marco Verratti, un jugador que ya estuvo en el pasado en la agenda blaugrana y que ahora, cuentan desde París, vería con buenos ojos su fichaje por el Barça.

Para ello, Laporta tiene en mente ofrecer a Coutinho más 50 millones por el italiano. Sabe Joan que el PSG vería con buenos ojos la llegada de Philippe teniendo en cuenta que no es otro que Neymar el que siempre ha hablado maravillas de su compatriota.

Por otro lado, otra opción que contemplan en el club azulgrana es vender al carioca a otro club y, con lo que sumen de su venta y otros 50 millones, ir a por Verratti. Una operación complicada (de ahí que muchos lo vean como casi más mágica que real teniendo en cuenta el nivel de Coutinho) que, eso sí, asestaría un duro golpe a un Florentino Pérez que también tiene a Verratti en su agenda.