Isco tiene la última palabra: 40 millones sobre la mesa del Real Madrid

El centrocampista andaluz del Real Madrid Isco Alarcón tiene 15 días para decidir si acepta esta oferta

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Isco Alarcón se quedó fuera de la convocatoria de Zinedine Zidane para el partido entre el Real Madrid y la Real Sociedad. El andaluz padeció un esguince en el tobillo la segunda semana de septiembre y, pese a que se había entrenado con normalidad en la sesión previa al partido, no figuró en la lista de míster. Una decisión que podría tener repercusión en lo que queda de mercado estival.

Isco estuvo trabajando para llegar al estreno de los blancos en la defensa del título de Liga. Después de sufrir un esguince a principios de mes, el centrocampista siguió todas las indicaciones de los expertos. Y consiguió llegar a tiempo al último entrenamiento del conjunto merengue antes del choque.

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Isco Alarcón se queda fuera de la convocatoria de Zidane

Pero Zidane prefirió reservarlo. El técnico no quiere que se repita con el de Arroyo de la Miel lo que está ocurriendo con Eden Hazard, que no termina de encontrar su estado de forma.

Sin embargo, aunque fue por precaución, a Isco ya se sentía a punto para jugar. Y no le gustó en absoluto la decisión del francés. Y menos todavía que sí optara por jugadores como Martin Odegaard, que además fue titular. O con Sergio Arribas, que también disputó algunos minutos.

Un episodio que tiene a Isco valorando la opción de salir del Real Madrid antes de que termine el mercado estival. El media punta afrontaba esta temporada como una pieza importante para el conjunto blanco, y el que a las primeras de cambio se haya quedado fuera de la lista tiene al futbolista con la mosca tras la oreja.

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Isco se plantea una salida

Así las cosas, el jugador tiene dos semanas para decidir si seguir apostando por seguir en el Santiago Bernabéu, o abandonar la entidad madridista este verano rumbo a otro club donde tenga garantizados los minutos que necesita para optar a la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa del próximo verano.

Uno de los interesados en el crack siempre ha sido el Manchester City, donde Pep Guardiola siempre le ha tenido el punto de mira, y de la que podría reactivar el interés que han mostrado meses atrás. Hasta 40 millones están dispuestos a ofrecer por su fichaje.

Una propuesta que Florentino Pérez aceptaría con los ojos cerrados y en la que el andaluz, con contrato con los de Chamartín hasta 2022, tiene la última palabra.