Hazard y 100 millones. Florentino Pérez activa la bomba de relojería

El delantero belga del Real Madrid Eden Hazard está a examen con el presidente Florentino Pérez

Eden Hazard
Eden Hazard

Una de las pocas buenas noticias que dejó el choque disputado entre el Real Madrid y el Borussia Monchengladbach este martes (2-2) fue el regreso de Eden Hazard. El belga debutó esta temporada, después de haberse lesionado por última vez en agosto.

Las intenciones de Zinedine Zidane pasaban por darle a lo sumo unos pocos minutos al final del encuentro. Pero el choque se puso cuesta arriba con el doblete de Markus Thuram y tuvo que tirar de lo mejor que tenía en el banquillo. Y ahí encontró a un Hazard que todavía no se había estrenado esta temporada.

Eden Hazad se estrena en la temporada 2020-21
Eden Hazad se estrena en la temporada 2020-21

De más a menos

El belga entró en el minuto 70 sustituyendo a Vinícius y se le vio con muchas ganas. A los pocos minutos, además, tuvo una ocasión clara para recortar distancias, pero mandó el balón al lateral de la red.  Y aunque a partir de ahí fue a menos, Zidane espera que Hazard aporte al equipo en los próximos compromisos ese plus que necesita el equipo.

El técnico y el presidente Florentino Pérez, que no deja de pensar en los 160 millones de euros que costó su fichaje. Y tampoco que en los últimos 33 encuentros Eden solo estuvo disponible en 8.

Eden Hazard
Eden Hazard

Hazard, bajo la lupa de Florentino Pérez

Porque el mandatario anda con la mosca tras la oreja con un jugador del que teme que sea un caso ‘Bale’ segunda parte. Y si no da el rendimiento esperado en los próximos meses, podría valorar meterlo en alguna de las operaciones galácticas que tiene en mente. Porque venderlo no sería un buen negocio para el club, teniendo en cuenta la devaluación del futbolista desde que llegó al Santiago Bernabé. Ningún equipo pagaría más de 80 millones de euros. Y la opción de un cambio de cromos sería la más acertada.

Por ejemplo, con Kylian Mbappé. El presidente firmaría mañana mismo un trueque con Hazard y 100 millones a cambio del crack francés. O, porque no, por Erling Haaland, otro de los pretendidos por el dirigente blanco.