Griezmann está harto de Messi

El delantero francés del Barça Antoine Griezmann ya no esconde su malestar con el capitán del equipo

Antoine Griezmann
Antoine Griezmann

Habiendo disputado ya tres partidos de Liga, las sensaciones en el Barça de Ronald Koeman y de Leo Messi son buenas. Es cierto que en el último partido disputado en el Camp Nou, el Sevilla de Julen Lopetegui apretó las tuercas a un Barça que evidenció, que, eso sí, le falta mucho trabajo por delante.

Sin embargo, con siete puntos de nueve posibles, el conjunto del holandés genera otras sensaciones tras el estrepitoso curso pasado. Koeman ha modificado el sistema de juego implementando un doble pivote con tres media puntas y un falso nueve por delante, está trabajando el físico en los entrenos de una manera mucho más fuerte que en la época de Setién y Valverde y está dando oportunidades a los recién llegados.

Leo Messi y Ronald Koeman
Leo Messi y Ronald Koeman

En estos primeros partidos son varios los jugadores que han destacado por encima del resto. Desde Ansu Fati hasta Frenkie de Jong pasando por Coutinho, Jordi Alba o incluso Araujo.

Griezmann y su relación con Leo Messi

No aparece en esta lista Antoine Griezmann. Y es que, de nuevo, el delantero francés no está cuajando buenos partidos. En este sentido, no ha sido otro que su seleccionador, Didier Deschamps, el que ha dejado claro cuál es, en su opinión, el problema: “Estoy convencido de que actualmente no está contento con su situación en el Barcelona. Si hiciese comentarios al respecto, creo que Koeman no estaría contento de escucharlo. No hablo de lo que pasa en otros clubes. Griezmann está jugando en la banda derecha actualmente, pero no entendemos el hecho de que no esté jugando en una posición más centrada”.

Sin embargo, no son pocos en el Barça los que consideran que el mal juego de Antoine va más allá del hecho de que no juegue en su posición. Y es que parece ser que al delantero está harto de ver como Leo Messi, el capitán del equipo, no mueve un dedo para que su situación cambie.

Leo Messi y Antoine Griezmann en una jugada del Barça-Villarreal
Leo Messi y Antoine Griezmann en una jugada del Barça-Villarreal

Griezmann considera que, por su estatus mundial, debería tener otro rol en el Barça. Pero Messi, que se sabe más que de sobras que no encaja con el galo, no quiere saber nada de él. Ni en el campo, donde su conexión es prácticamente nula, ni fuera de él, donde ni se ven. Griezmann sabe que, si sigue así, si ve que el vestuario n le apoya y su juego no mejora, lo mejor para él será hacer las maletas y perder de vista a un Messi con el que apenas habla.

Publicidad