Florentino Pérez cierra el fichaje. El jugador acepta el acuerdo. Jugada maestra el último día de mercado

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez tiene atado a un galáctico

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Han sido muy pocas las veces que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, no se ha salido con la suya a la hora de fichar un galáctico. Sin embargo, todo apunta a que el caso Kylian Mbappé va a ser el primero.

Nunca hasta ahora el presidente blanco se había encontrado en una situación como esta, en la que el club propietario del galáctico que quiere fichar el Madrid está dispuesto a perder una millonada con tal de no venderlo este verano.

No es que sea un secreto que el delantero francés quiere vestir de blanco cuanto antes, por lo que, por mucho que el PSG siga cerrado en banda (aún no ha respondido de forma oficial a la última oferta del Madrid, de 170 millones más 10 en variables), Florentino sabe que si no es ahora, Kylian llegará el próximo verano.

Florentino Pérez pacta la llegada de Mbappé

Cuentan desde el entorno del Real que estas multimillonarias ofertas que han sido muy criticadas por muchos no han sido otra cosa que un claro mensaje de Florentino a Mbappé: el Madrid lo quiere cueste lo que cueste.

En este sentido, si bien es cierto que en el Santiago Bernabéu creían que Nasser Al-Khelaïfi, cuya relación con Pérez está rota desde hace meses a raíz del lío de la Superliga, cedería y vendería a su estrella, en la capital española ya hay quien apunta que, al final, la jugada maestra de Florentino está surgiendo efecto.

Nasser Al-Khelaïfi
Nasser Al-Khelaïfi

Y esa no es otra que la de haber atado sí o sí a Mbappé para el próximo mercado de invierno o para el mercado de verano de 2022, donde el astro llegaría sin que el Real tuviera que pagarle ni un euro al delantero.

Cuentan en el entorno de Mbappé, que ya le ha dejado claro al Madrid que si acaba llegando gratis van a pedir una millonaria comisión de fichajes, que el jugador ya ha aceptado la propuesta blanca y que el único impedimento sigue siendo el orgullo de un Nasser que, sabiendo que el PSG no anda corto de dinero, prefiere retener a Mbappé y jugársela a Florentino.

Eso sí, teniendo en cuenta que el jugador ya ha dejado claro que no va a renovar, es cuestión de meses que Mbappé llegue al Bernabéu, le guste o no a Al-Khelaïfi.