Florentino Pérez cambia a Mbappé por un fichaje inesperado de 30 millones para el Real Madrid

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez mueve ficha tras el fracaso en las negociaciones por Mbappé

Florentino Pérez
Florentino Pérez

La actividad en los despachos del Real Madrid en estas últimas horas del mercado está siendo más que frenética. Cuando todo parecía indicar que Florentino Pérez sería capaz de fichar a Kylian Mbappé, el silencio del PSG en la última propuesta blanca por el galo ha provocado que el Real se retire de la lucha por el delantero.

Es evidente que aún faltan unas horas para que el mercado acabe, por lo que aún cabe la posibilidad de que Nasser Al-Khelaïfi opte por abrir negociaciones de nuevo con el Madrid por Kylian y que éste sea el bombazo de última hora en la casa blanca.

Sin embargo, viendo que esa posibilidad es cada vez más remota, Florentino y los suyos han movido ficha y han ido con todo a por un jugador que lleva años en la agenda del Real Madrid: Eduardo Camavinga.

Florentino Pérez ata a Camavinga

Como apuntan varios medios en Francia, el Madrid y el Rennes ya habrían llegado a un acuerdo para que el pivote francés recalara en el Bernabéu a cambio de unos 30 millones de euros.

Un fichaje que pocos se esperaban en la capital española y que se ha acelerado viendo, evidentemente, que el PSG sigue cerrado en banda por Kylian. Camavinga, cuyo nombre puso encima de la mesa Zidane hace dos años, acaba contrato con el Rennes en 2022, por lo que el club francés está encantando viendo cómo le caerán unos 30 millones de euros por un joven jugador que apenas acaba de empezar su carrera.

Eduardo Camavinga
Eduardo Camavinga

Carlo Ancelotti llevaba tiempo también apretando a Florentino para que, más allá de Mbappé, el Madrid tanteara otras opciones que reforzaran su plantilla. La llegada de Camavinga, que parece que es cuestión de horas, reforzará un centro del campo en el que tan sólo Casemiro tenía galones como pivote.

Un fichaje, el de Eduardo, que no deja de ser también un dado directo al PSG, uno delos clubes que habían sondeado al centrocampista del Rennes. Un cambio de rumbo de última hora con el que, eso sí, Ancelotti está más que encantado.