El Real Madrid de Zidane se debate entre la euforia de la Champions y el desastre de la Liga

El equipo blanco ha pasado primero de su grupo de Liga de Campeones pero mantiene una rumbo gris en la competición doméstica

Zinedine Zidane
Zinedine Zidane

Tras una trayectoria irregular en Liga de Campeones y un grupo tremendamente igualado en el que todos llegaron con opciones a la última jornada el Real Madrid se impuso 2-0 al Borussia Mönchengladbach firmando un auténtico partidazo colectivo en el que su columna vertebral formada por Ramos, Modric y Benzema estuvo a un nivel estelar.

Este resultado le ha permitido finiquitar su pase a los octavos de final de la Champions League como primero de grupo lo que conlleva un sorteo con rivales más asequibles que para el resto de equipos españoles. El Real se enfrentará a Leipzig, Atalanta, Lazio u Oporto mientras que Atlético de Madrid, Sevilla FC y FC Barcelona tendrán enfrente unas bolas diabólicas: Manchester City, PSG, Chelsea, Juventus, Borussia Dortmund o Liverpool. Ahí es nada.

Los aficionados madridistas se imaginan ya en cuartos de final y en la competición fetiche de los blancos cualquier cosa puede ser posible. Un aficionado resumía así sus sensaciones a las puertas del Alfredo Di Stefano: “Yo sé que este Madrid no puede ganar la Champions. Pero también sé que el único que puede ganar la Champions no pudiendo es el Madrid”.

Fotografía: El Real Madrid de Zidane se debate entre la euforia de la Champions y el desastre de la Liga
Karim Benzema. Foto: Wikipedia

Esta borrachera de euforia europea de los de Florentino Pérez contrasta con las dudas de la competición doméstica en la que Zidane y jugadores no acaban de encontrar su mejor tono. Tras doce jornadas disputadas el Real Madrid se encuentra en cuarta posición a 6 puntos del Atlético que además tiene un partido pendiente. Muy lejos parece quedar el Real Madrid del verano que se alzó con el campeonato con una autoridad aplastante ganando los últimos 12 partidos.

De favorito a aspirante para los apostantes

En virtud de ese gran final de Liga, y pese a no haber realizado grandes fichajes a principio de temporada, el Real Madrid partía como principal favorito. La mejor manera de comprobarlo y la más científica es acudir a las cuotas de las casas de apuestas que muestran la confianza y favoritismo de aficionados y expertos a nivel global. Entre las muchas compañías de apuestas existentes llama la atención el baile  de cuotas que se ha vivido en Novomatic Group. En septiembre miles de usuarios utilizaron el bono para StarVegas para apostar por el Real Madrid como Campeón de La Liga 2020/21.  En aquel momento se pagaba a 1,85 a 1 cada euro apostado y se consideraba una cuota refugio. A puertas de la Navidad el campeonato para los blancos se paga ya a 3,75 a 1 por lo que queda claro que los apostantes les han retirado buena parte de su confianza.

Pero con Zinedine Zidane todo es posible y sus detractores llevan años estrellándose contra la realidad tozuda que muestra un inmejorable palmarés. Nada más y nada menos que 3 Copas de Europa y 2 títulos de Liga en apenas 5 temporadas. ¿Será capaz de volver a salir por victorioso con una plantilla más envejecida en la que los jóvenes no acaban de estallar?