El PSG negocia con Marcos Llorente

El PSG pone su punto de mira en Marcos Llorente, una de las estrellas del Atlético de Simeone

Marcos Llorente
Marcos Llorente

Es muy probable que el próximo verano sea uno de los más movidos en cuanto a fichajes en el PSG. Entre otras cosas porque el equipo parisino tiene la intención de hacerse ni más ni menos que con Leo Messi. Ojo, también en los últimos días se ha relacionado al capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, con una posible llegada al equipo más top de la liga francesa.

Un PSG que, si no consigue convencer a Messi para que se una a Neymar, centrará sus esfuerzos en renovar a Mbappé y a rodear al galo y al carioca de jugadores de primerísimo nivel. La idea, el objetivo, la obsesión del PSG y sus dueños de Qatar es hacerse con la Champions League.

Marcos Llorente, en la agenda del PSG

Y para ellos quieren hacerse con Marcos Llorente, uno de los jugadores de moda del Atlético de Madrid de Diego Simeone. Un Llorente que el Madrid decidió descartar hace algunas temporadas, que lo pasó mal en sus primeros meses en el Atlético pero que ahora, reconvertido en una de las figuras del ataque rojiblanco, está en la agenda de todo un PSG.

Así lo ha apuntado Eduardo Inda en una de sus últimas visitas a El Chriniguito de Jugones, donde ha dejado muy claro que los galos podrían poner encima de la mesa hasta 70 millones de euros por Marcos.

“Hay un jugador del Atlético que está en una forma descomunal. Hablo de Marcos Llorente. Está en tan buena forma que los grandes clubes de Europa se están fijando en él. No sé cómo el Real Madrid lo dejó escapar. Hay un equipo con mucha tela, que se salta el fair play financiero, pero tiene pasta para aburrir y lo quiere. Ese equipo es el PSG. Tiene una cláusula de 120 millones y el PSG no llegará a esas cifras pero sí a 70. Desde luego es un jugador descomunal”, apuntó el periodista.

Resulta complicado, al menos viendo su nivel actual, que Simeone opte por vender a un Llorente que, por muchos millones que ponga el PSG encima de la mesa, es uno de sus intocables.