El entrenador que Messi impuso a Bartomeu no era Koeman

El capitán argentino del FC Barcelona Leo Messi puso este nombre sobre la mesa de Josep María Bartomeu en lugar de Ronald Koeman

Leo Messi
Leo Messi

Ha sido un verano muy movido en las oficinas del FC Barcelona. Entre los resultados de los últimos meses y la intentona de fuga de Leo Messi, el mejor jugador de la historia del club, la entidad catalana ha atravesado la que ha sido la peor crisis en los últimos 15 años.

Ahora, al margen de la que tienen montada Josep Maria Bartomeu y compañía con la moción de censura, parece que las aguas van volviendo a su cauce. O al menos se acercan. Los más y los menos siguen existiendo entre los miembros del equipo. Las rencillas que se han generado en los últimos tiempos entre algunos jugadores se mantienen. Pero los resultados están ayudando a rebajar tensiones y reiniciar la situación.

Ronald Koeman toma el mando

Todo ello bajo la batuta de un Ronald Koeman que no tiene demasiados amigos en el vestuario. Pero que tampoco los necesita. El holandés no es de los que se deja intimidar por los pesos pesados. El héroe de Wembley es un hombre de carácter. Y se lo puede permitir.

Leo Messi y Ronald Koeman
Leo Messi y Ronald Koeman

No solo por lo que significa todavía hoy para el barcelonismo. Sino porque el técnico es uno de los pocos que puede decir que ha “sobrevivido” a Messi. Al menos le ha ganado la primera batalla.

La propuesta de Leo Messi para el banquillo del Barça

Porque según revelan desde el seno del club, Messi trasladó a Bartomeu sus deseos de que el relevo de Quique Setién no fuera Koeman, sino Mauricio Porchettino. Tras ser destituido del Tottenham la temporada pasada, el argentino se encontraba sin equipo. Y Leo lo puso sobre la mesa del presidente como su elección para relevar a Setién.

Mauricio Pochettino
Mauricio Pochettino

Desde el entorno del club hubo contactos con el ex del Espanyol. Sin embargo, los responsables decidieron descartarlo y optar por Koeman, con el que ya habían establecido contactos y que había aceptado renunciar al puesto de seleccionador de Holanda si le hacían un sitio en el vestuario culé. Asimismo, Koeman no generaría la animadversión en la parroquia azulgrana que sí habría provocado el ex perico. Y lo más importante:  en la planta noble no veían a Pochettino, cercano a Messi, capaz de realizar la purga en el vestuario que ha empezado a perpetrar Ronald este verano.

Publicidad