El Bayern de Múnich está negociando con un intocable de Koeman en el Barça

El Bayern de Múnich quiere llevarse a uno de los imprescindibles del Barça de Ronald Koeman

Ronald Koeman
Ronald Koeman

Cuando Ronald Koeman aterrizó en el Camp Nou, uno de los jugadores del Barça que más contento se puso fue Frenkie de Jong. Y es que el centrocampista holandés y el técnico se conocían de la etapa de Koeman en la selección holandesa, donde consiguió sacar lo mejor de De Jong.

Tras una primera temporada con luces y sombras, Frenkie estaba llamado a ser uno de los jugadores clave del proyecto de Koeman. Pese a que al inicio de la temporada no se le notaba del todo cómodo en el doble pivote que planteaba Ronald, en los últimos partidos, jugando ya de interior junto a Pedri y Busquets unos metros por detrás, el ex del Ajax está desplegando su mejor versión.

Un De Jong que no solo reparte juego sino que llega al área con peligro, una de las cosas que tanto le reclamaba Koeman desde hace tiempo y que tanto ayudan al ataque azulgrana.

El Bayern va a por Frenkie de Jong

El problema es que el buen hacer de Frenkie sumado a las necesidades económicas del Barça han provocado que no sea otro que el Bayern de Múnich, que goza de una situación económica mucho mejor que la del Barça, el que quiera pescar en aguas revueltas.

No es ningún secreto que, sea quien sea el candidato que llegue a la presidencia tras las elecciones, deberá realizar una serie de ventas y ajustes en la plantilla con tal de poder cuadrar números.

Frenkie de Jong
Frenkie de Jong

Y el Bayern quiere aprovecharse de la necesidad del club catalán llevándose a Múnich a un De Jong por el que, según apuntan medios como Bild, estaría dispuesto a pagar 40 millones de euros.

Por suerte para el Barça, por mucho que el club bávaro haya sondeado el entorno de De Jong, el holandés no tiene intención, al menos de momento, de cambiar de aires. Sabe que ahora vive un buen momento, que cada vez goza de mayor peso en el campo, que su conexión con Pedri, Messi, Dembélé y compañía va a más y que en el Camp Nou puede seguir creciendo.