Dani Carvajal tiene sustituto estrella en el Real Madrid

El Real Madrid ya buscan en el mercado al futuro sustituto del lateral español Dani Carvajal

Dani Carvajal
Dani Carvajal

Zinedine Zidane siempre se ha caracterizado por ser un tipo de entrenador que suele premiar el trabajo duro y el compromiso. Incluso en muchas ocasiones por encima de la calidad.

Es por eso que laterales como Carvajal o Mendy han acabado siendo titulares en su Real Madrid. En el caso del francés, su trabajo defensivo y su habilidad para cubrir las marcas hacen que Zidane apueste por el antes que por la fantasía y los recursos en ataque (con los déficits en defensa) de Marcelo.

Por lo que respecta al español, si bien es cierto que Florentino quiso reforzar esa banda derecha con la llegada de Álvaro Odriozola, un perfil de lateral más ofensivo e imaginativo que el de Dani Carvajal, Zidane ha seguido apostando siempre que ha podido por Dani.

Entre otras cosas porque, si bien es cierto que el canterano no es que puede presumir de tener una calidad superlativa, tiene físico para estar los 90 minutos al cien por cien, cubre muy bien su banda tanto en ataque como en defensa y, sobre todo, es de los que trabaja sin alzar la voz.

El sustituto de Dani Carvajal

Sin embargo, como es habitual en estos casos teniendo en cuenta que Dani Carvajal tiene ya 28 años y que, como ocurre en estos momentos, las lesiones empiezan a ser habituales, en el Madrid están peinando el mercado en busca de un fichaje que pueda ocupar su sitio a medio largo plazo.

Odriozola no es que acabe de convencer ni a Zidane ni a la secretaría técnica, algo que sí que hace, como apuntan en Bernabéu Digital, Max Aarons, un joven lateral inglés que, a sus 20 años, está llamando la atención de todos los grandes de Europa en cada partido que juega con el Norwich de la segunda división inglesa.

Un Aarons que, con un valor de mercado de 20 millones de euros según Transfermarkt, sería un fichaje de los que tanto gustan en el Bernabéu últimamente: joven, barato, con mucha proyección y que, si no acaba funcionando, siempre se puede vender sin que la inversión haya sido desastrosa. Eso sí, los informes que tiene en la casa blanca de Aarons son propios de una futura estrella.

Publicidad