Ronald Koeman tenía toda la razón. Joan Laporta celebra no haber cerrado el fichaje de este jugador: es un fraude

Estuvo a punto de aterrizar en el Barça

Ronald koeman y Matthijs de Ligt
Ronald koeman y Matthijs de Ligt

Saúl Ñíguez estuvo realmente cerca de aterrizar en el Barça este verano, pues hubo negociaciones para ello. El Atlético de Madrid quería traer de vuelta a Antoine Griezmann, algo que consiguió en el último día de mercado, y, a cambio, ofrecía al internacional español. Una propuesta que ni mucho menos desagradaba a Joan Laporta, que lo veía con buenos ojos. Porque, de primeras, se desharía del galo, que tenía el salario más elevado de la plantilla, y no lo estaba justificando.

Fotografía: Ronald Koeman tenía toda la razón. Joan Laporta celebra no haber cerrado el fichaje de este jugador: es un fraude
Antoine Griezmann

Y, segundo, porque de este modo le traería a Ronald Koeman el perfil de centrocampista que tanto pedía: un jugador con recorrido y con potencia física. No es ningún secreto que al neerlandés le hubiera encantado contar con Georginio Wijnaldum, un crack que se escapó en el último instante, lo que le enfadó bastante. Y pidió a otro futbolista de un perfil similar, si bien no fue posible. Porque rechazó la contratación del canterano colchonero.

Su argumento fue simple: no le veía cabida en la plantilla, pues no mejoraba en absoluto lo que ya hay. Y basta con echar un vistazo a las estadísticas del alicantino en las últimas campañas para darse cuenta de que su nivel ha sufrido un bajón terrible. Ya no es, ni mucho menos, ese centrocampista que estaba entre los mejores del planeta en su posición. Su progresión se ha estancado de forma evidente, y ni era titular para Diego Pablo Simeone.

Saúl Ñíguez
Saúl Ñíguez

Por eso, en el Wanda Metropolitano estaban dispuestos a dejar salir a Saúl. En el Camp Nou a punto estuvieron de morder el anzuelo, pues Laporta estaba preparando su aterrizaje, que también dependía de las salidas de Ilaix Moriba y Miralem Pjanic. Menos mal que Koeman tuvo la sangre fría, y un buen ojo. De lo contrario, ahora mismo en el conjunto azulgrana estarían arrastrando otro peso muerto.

Porque Ñíguez, que se fue al Chelsea a préstamo, sigue en caída libre.

Laporta siguió su debut en la Premier League

El que también fuera jugador del Rayo Vallecano se estrenó este fin de semana con el combinado inglés en la Premier League, ante el Aston Villa. Un choque que los ‘blues’ ganaron con comodidad, por tres goles a cero. Y Saúl fue titular, compartiendo medular con Mateo Kovacic.

Pero tan solo duró 45 minutos, pues Thomas Tuchel le sustituyó al descanso, tras una primera mitad para el olvido. Hizo una actuación paupérrima en su debut, y fue señalado por la prensa británica. Laporta, pues, celebra no haberlo traído.

Hubiera sido un gran error.