Piqué tiene un lío muy feo en el Barça (y Shakira está en el follón)

stop

Los pesos pesados del equipo dan la espalda al central catalán

04 de marzo de 2018 (13:27 CET)

Gerard Piqué no es un tipo de jugador que pase desapercibido. Siempre, lo quiera o no, está metido en líos. Y el que tiene ahora en el Barça es de lo gordos.

Todo gira en torno a la marcha de Javier Mascherano. La fuga del central argentino a la liga de China el pasado mes de enero dejó una plaza vacante en la lista de capitanes del FC Barcelona.

Gerard Piqué quiere ser capitán.

Y Piqué ha aprovechado la situación para proponerse a él como capitán. Hace años que quiere serlo pero, por una cosas o por otra, nunca lo ha conseguido.

Preguntado hace unos días por el tema, el catalán respondió así: “Yo siempre me he visto como capitán. Me hizo daño no serlo en el pasado. Ahora lo veo todo diferente. Seguramente soy un jugador que hace más ruido de la cuenta... Soy como soy y seguiré siendo así. Le dais mucho morbo a lo del brazalete de capitán. Sea o no capitán ayudaré igual. Da igual eso. Creo que le dais más importancia de la que tiene”.

El caso es que, por mucho que le reste importancia, cuentan desde dentro del club que no es así. Que quiere serlo pero un grupo de jugadores se lo están impidiendo.

Los pesos pesados no lo quieren

Y es que los pesos pesados del vestuario, entre ellos el resto de capitanes, (Andrés Iniesta, Leo Messi y Sergio Busquets), no quieren que Piqué lleve el brazalete. ¿Por qué? Porque consideran que no es el jugador adecuado para llevarlo.

Sus constantes salidas de tono y provocaciones le han servido para ganarse una mala fama más allá del Camp Nou, donde es pitado en muchos de los campos que pisa. No es una cuestión personal o de disciplina de club, en este sentido no tiene quejas con Gerard, es mas un tema de imagen.

Shakira está metida en el ajo

Y es que, al margen de sus polémicas en el mundo del fútbol, Piqué suele ser noticia por cosas que van más allá del balón. Sus crisis con Shakira lo han puesto en muchas ocasiones en la primer página de las revista, algo que en el club y en el vestuario no gusta.

Además, sus continuaciones coqueteos con la política, un tema muy sensible en los últimos tiempos, tampoco ha ayudado.

De momento cuentan desde dentro que no habrá votación para saber quien es el cuarto capitán. Eso sí, Piqué ya sabe que no cuenta con el apoyo de sus compañeros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad