Uno de los cracks está harto del trato de Ernesto Valverde | EFE

“Me largo”. La estrella del Barça que deja colgado a Valverde (y el lío con Messi)

stop

El crack se siente infravalorado

10 de agosto de 2017 (11:58 CET)

Ha trabajado muy duro para llegar hasta aquí. Desde que Sergi Roberto llegó al primer equipo de la mano del Tata Martino, el de Reus siempre se ha mostrado al servicio del club, respondiendo en todas las ocasiones de la mejor manera.

Así lo demuestra el que haya aguantado casi casi dos temporadas jugando de lateral derecho, donde lo puso Luis Enrique en ausencia de Dani Alves. El catalán es centrocampista, pero al deseo de tener minutos se sumó el compromiso con la entidad, lo que sumado le permitieron dar un rendimiento bestial.

Punto de inflexión

Pero la llegada de Ernesto Valverde lo cambió todo. Esta era la campaña en la que Sergi debía consolidarse en el centro del campo, en su posición natural, pero Valverde apenas ha contado en la pretemporada con Roberto, ni siquiera en la posición de lateral.

La preocupación del jugador crece por momentos. No quiere pasar otra temporada en una posición que no es la suya o viendo los partidos desde la banda, Una situación que pone en serio peligro su continuidad en el equipo culé.

La cláusula de rescisión del futbolista es de 40 millones de euros, una cifra muy tentadora para muchos grandes clubes europeos. Y no son pocos los que han llamado a la puerta del futbolista.

Pretendientes

El último en sumarse ha sido la Juventus de Turín. En la capital transalpina ven la contratación del jugador como una oportunidad inigualable en el mercado. No hay muchos futbolistas de su calidad tan asequibles económicamente.

Por su parte, Sergi Roberto tampoco vería con malos ojos un traspaso si ello significa tener los minutos que no tendrá en el Camp Nou y está más por irse que por quedarse. “Me largo”. El jugador hablará antes que nada con el club, pero si no le garantizan minutos no dudará en atravesar la puerta de salida.

Ojo con Leo

Una situación que pone en jaque a Leo Messi, que cada vez está más mosqueado con el trabajo de la directiva. Una de las condiciones que puso para renovar su contrato fue que le construyeran un  equipo de garantías, pero de momento la principal novedad ha sido la salida de Neymar Jr.

La firma del argentino todavía no está estampada, y si los responsables no se ponen las pilas no lo estará nunca. Mucho cuidado.