“Es buen chaval, pero muy malo”. Piqué, Messi y Luis Suárez sentencian un fichaje del Barça | EFE

La bronca de Messi a Piqué que desata una guerra civil en el Barça

stop

El crack argentino estalla

17 de octubre de 2017 (10:07 CET)

Leo Messi solo piensa en fútbol. No quiere saber nada de todo lo que está ocurriendo políticamente entre Cataluña y España. Al argentino únicamente le preocupa lo que pase dentro del terreno de juego y deja de lado cualquier conflicto político.

Todo lo contario que Gerard Piqué. El central es uno de los deportistas que más se ha pronunciado, tanto en las redes como antes las cámaras, sobre lo que está sucediendo en los últimos tiempos en tierras catalanas.

Esas dos posturas tan distanciadas respecto al ‘problema catalán' han sido la causa de la última bronca entre los dos pesos pesados del vestuario.

Según cuenta el periodista Eduardo Inda, Messi lleva tiempo recriminando a Piqué sus continuas incursiones en materia política.

Y es que el choque institucional  ya se ha trasladado a los campos de fútbol. Algo que Leo quería evitar a toda costa. El delantero está acostumbrado a que, tanto él como el FC Barcelona, sean ovacionados y aplaudidos en mucho de los terrenos de juego.

Pero ahora la situación es completamente diferente. Cuenta Inda que, en opinión de Messi,  las distintas manifestaciones políticas del central blaugrana han provocado que el equipo sea el centro de las iras de los aficionados.

El Metropolitano fue un infierno

En palabras del colaborador de El Chiringuito, la bronca con la que Messi recriminó a Piqué ser el causante de los pitos contra el Barça fue brutal.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de Leo cayó en el último encuentro de Liga ante el Atlético de Madrid. Durante todo el partido los aficionados colchoneros estuvieron abucheando al central generando un clima irrespirable que arrastra/afecta al equipo. Algo que el crack quiere evitar desde ya con un cara a cara con 'Geri' en el que, literal, le ha prohibido más salidas de tono si quiere mantener la fiesta en paz en la caseta azulgrana. En caso contrario, habrá follón. Y del gordo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad