El pacto secreto de Saúl Ñíguez con el Barça

stop

El internacional del Atlético marca las condiciones para salir

Saúl Ñíguez tiene un pacto secreto con el Barça | EFE

28 de junio de 2017 (21:17 CET)

Saúl Ñíguez es rojiblanco a todo poder. Pero, como le ocurrió al bueno de Andrés Iniesta, que acuñó esa misma frase de niño cuando ya había fichado por el Barça, nunca se puede decir nunca.

El internacional español de moda, que se exhibió con la Roja Sub-21 en la eliminatoria frente a Italia al anotar un tremendo hat-trick, está en stand by. Aguarda su momento.

Saúl ha manifestado por activa y por pasiva su amor al Atlético de Madrid. Es el club de sus amores a pesar de que, de más niño, pasó por la cantera del eterno rival: el Real Madrid.

Sin embargo, el FC Barcelona está al acecho. Como publicó recientemente Diario Gol, Saúl es uno de los jugadores en la lista para reforzar el centro del campo azulgrana.

Es uno de los favoritos tras Marco Verratti, del que nadie esconde que es la primera opción. Pero el italiano sale mucho más caro.

Saúl en estos momentos tiene una cláusula de rescisión de 80 millones de euros. Y, hace solo un año, la tuvo de 45 millones. Pero el Barça nunca se terminó de decidir con el ilicitano.

De hecho, el club azulgrana tenía una opción preferencial con Saúl resultante del contrato de traspaso que el Barça firmó con el Atlético por David Villa. No la ejecutó y caducó.

Indecisión

El año pasado, el club catalán volvió a abordar la contratación de Saúl antes de lanzarse a por André Gomes. No quisieron pagar los 45 millones.

Ahora ya se habla de 80 kilos, que es el precio que la directiva del Barça había pensado abonar por Verratti. En el PSG, en cambio, no escuchan nada por debajo de los 100 millones.

¿Y a todo esto qué opina el propio Saúl? El jugador es muy colchonero. Lleva, incluso, tatuado el escudo del equipo madrileño en el antebrazo y siempre ha dado a entender que no se irá.

En su momento, y varias veces más en el pasado, alabó a Koke Resurrección por haber rechazado una gran oferta del Barça. No tendría lógica que él hiciese ahora lo contrario.

Sin embargo, el futbolista no cierra la puerta. El último mensaje ha sido el siguiente: "Este año no". Al estar el Atlético afectado por la sanción FIFA, los cracks no se van a ir.

Saúl abre la puerta de salida al futuro. No descarta cambiar de aires el año que viene. Y así se lo ha transmitido al club catalán. El problema es que el Barça no quiere esperar. Necesita un fichaje ya.