Coutinho sabe lo que cobra Sergi Roberto (y los celos de un crack del Barça)

stop

El nuevo sueldo del canterano tiene de punta a un peso pesado culé

24 de febrero de 2018 (19:54 CET)

Día esperado. Son muchos en el FC Barcelona, tanto aficionados, como directivos y jugadores, que ansiaban ver a Sergi Roberto estampando su firma en una renovación con el equipo culé.

La última perla de La Masia estaba llamando demasiado la atención de los grandes de Europa, y su cláusula de 40 millones de euros la inflación en los precios de los fichajes  le convertían en un caramelo para cualquier club.

Sergi Roberto, renovación obligada

Una salida que no se podía permitir el equipo blaugrana. El canterano es el último símbolo de una cantera que no apunta a que vaya a dar muchos jugadores en los próximos años.

Hasta 34 fichajes ha realizado el club para el filial en los últimos dos años, lo que barra el camino de cualquier jugador de la cantera para acceder al primer equipo. Se dice que el club quiere asentar el Barça B en segunda y formar un Barça C con tal de que los jóvenes no sufran un cambio tan brusco de pasar del filial a Segunda División, pero hasta que eso ocurra pasarán unos años.

Al margen de todo ello, el jugador ha visto aumentada su cláusula hasta los 200 millones de euros, mientras que su sueldo ascenderá hasta los seis ‘kilos’ entre fijos y variables. Una cifra que no ha gustado a algunos miembros del vestuario.

Sergi Roberto se sitúa en el tercer escalón salarial

La nueva nómina de Roberto le sitúa justo por debajo de los pesos más pesados del equipo –al margen de Leo Messi- formado por Luis Suárez, Coutinho, Piqué, Busquets e Iniesta, y el brasileño mira con recelo el nuevo acuerdo del catalán.

El carioca ingresará cerca de 14 millones de euros por temporada, pero no le cuadra demasiado que un jugador en crecimiento como Sergi Roberto esté en cuestión de sueldos solo un escalón por debajo suyo, un jugador consagrado y el fichaje más caro de la historia del Barça.

Samuel Umtiti estalla

Pero al que tiene mosqueado de verdad es a Samuel Umtiti. El central camerunés gana tres millones de euros y sabe que su cláusula de 60 millones de euros, como lo era la de Sergi, es una tentación para cualquier grande de Europa. Además, sabe que es una pieza fundamental de la defensa azulgrana y ha demostrado que puede serlo para los próximos años.

Con todo, el jugador trasladó a los responsables del club sus intenciones de escuchar ofertas si no le mejoraban el contrato. Quiere ocho ‘kilos’ netos. Por su parte, desde el club le prometieron que revirarían sus papeles, pero de momento no se ha producido ningún movimiento al respecto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad