Vinícius | EFE

“Vinícius es el chivato de Florentino Pérez” (y le cuenta esto de una estrella del Real Madrid. Y es muy, muy, feo)

stop

El brasileño monta un lío en el vestuario blanco

26 de enero de 2019 (10:34 CET)

Creciendo a pasos agigantados. Vinícius Jr ha logrado hacerse un hueco en el once titular del Real Madrid. El brasileño ha sabido aprovechar como nadie el momento en el que ha llegado al la capital.

Primero, la salida de Cristiano Ronaldo. Si el luso estuviera en el equipo lo más probable es que hubiera disputado algunos minutos en la Copa del Rey. Y eso a lo sumo.

Por otro lado, la mala forma que estuvo mostrando Marco Asensio, que le llevó a ser relegado al banquillo en más de una ocasión, y la posterior lesión en el Mundial de Clubes, abrieron también las puertas de par en par al once titular al brasileño. Y es que se suponía que Asensio debía ser el relevo generacional del portugués.

Asimismo, la falta de liderazgo de Gareth Bale cuando ha estado disponible, también ha sido un gran punto a favor del carioca. De esta forma ha podido sobresalir en el ataque blanco.

Vinícius se gana el puesto

Pronto ambos jugadores, Asensio y Bale, regresarán de sus dolencias. Y será interesante ver como gestiona la situación Santiago Solari. A ninguno de los dos cracks les ha hecho ni pizca de gracia el peso que ha cobrado el ex del Flamengo. Saben que no es un jugador decisivo, todavía. Pero también que hoy por hoy es el futbolista que más ilusión genera en la mayoría de sectores del club. Se dice que en el vestuario no le hablan ni le miran a la cara. Se respira un episodio de celos en el ambiente merengue.

Y la cosa no se queda ahí. “Vinícius es el chivato de Florentino Pérez”, comentan en los corrillos del Santiago Bernabéu, donde apuntan que el delantero sabe muy bien en quién encontrará protección. Y es que algunos definen a Vinícius como “el niño mimado” del presidente”.

Vinícius | EFE

Vinícius no se deja pisar

El delantero ya había pasado el parte de lo que ocurre en el vestuario a la cúpula, de que algunos en el equipo no le quieren ni ver. Y no solo eso. También cuenta los episodios de desidia que protagonizan a menudo ambos futbolistas.

Y es que si algo tiene claro Vinícius es que no está dispuesto a dar pasos atrás. No permitirá que por mostrar su calidad estos dos y otros pesos pesados del equipo el hagan el vacío. El ha venido a ser un grande, no una marioneta de Asensio, Bale, Isco y compañía.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad